Selecciona Edición
Iniciar sesión

“La rigurosidad de Nadal con el dopaje es absoluta”

El médico del tenista avala su inocencia. El mallorquín contacta con un despacho francés para demandar a la exministra Bachelot. "Lo he dejado pasar un par de veces en el pasado, pero ya no más”, asegura

Nadal celebra una victoria en Indian Wells. AFP

De brazos cruzados, mirada al frente y hierático, reafirmando corporalmente la contundencia que pretendía expresar con su mensaje, Rafael Nadal quiso terminar con cualquier tipo de conjetura. El español, señalado la semana pasada por la exministra francesa de Sanidad y Deportes, Roselyne Bachelot, disipó cualquier tipo de duda, si la había, para aquellos que especulaban con la actitud que adoptaría después de la acusación. Tras una noche intempestiva, en la que redujo con sufrimiento a Gilles Muller (6-2, 2-6 y 6-4, en dos horas y 11 minutos) y lidió con las ráfagas del viento noctámbulo que transitaba por el Valle de Coachella, en Indian Wells, el de Manacor dio un golpe verbal sobre la mesa. Nadal, dolido, anunció que dará un paso al frente e irá a los tribunales.

“He trabajado durante toda mi carrera para tener el éxito que he tenido y siempre de la forma correcta, siempre entrenando con pasión, con intensidad y con amor por el juego”, afirmó el número cinco del mundo, que en la siguiente ronda del torneo se medirá a Fernando Verdasco. “He oído un par de veces comentarios como este, pero esta vez va a ser la última porque la voy a demandar. Estoy cansado de estas cosas. Lo he dejado pasar un par de veces en el pasado, pero ya no más”, aseguró el español en inglés, meticuloso en la palabra para que su recado no tuviera ningún tipo de interferencia o error idiomático.

Desde hace años, Nadal ha permeabilizado la especulación y la sospecha, pero ahora ya no. “En el pasado no quería demandar a las personas que habían dicho cosas así porque pensaba que no eran graves, pero una ministra de Francia debe ser seria. Esta vez es el momento y la voy a demandar”, dijo antes de hacer mucho más extensible la advertencia. “Y voy a demandar a todo el mundo que diga algo similar en el futuro porque estoy cansado. Eso es demasiado para mí”, amplió el español.

Un despacho francés

La semana pasada, nada más conocer las palabras de Bachelot, el círculo de Nadal se puso en contacto con un despacho de abogados de París, con la intención de ejercer la acción judicial en Francia, por lo que se considera una intromisión en su honor y un perjuicio de su imagen personal y como deportista de élite. Defiende Nadal que su trayectoria antidopaje es irreprochable y también sus allegados. “Lo que dijo esta señora está fuera de todo lugar. Fue una barbaridad”, traslada a este periódico Ángel Ruiz Cotorro, el médico que trata al balear desde hace 15 años y que también trabaja con otros tenistas nacionales e internacionales, a través de su clínica y como doctor de la Real Federación Española de Tenis (RFET).

“Que todo el mundo esté tranquilo, porque la rigurosidad de Rafa Nadal con el dopaje es absoluta”, certifica el galeno. “El control es milimétrico y a él le gusta saber qué toma para cada tratamiento. Se interesa siempre por los productos que le recetamos y está encima durante todo el proceso; de hecho, la propia normativa dice que el deportista es el máximo responsable en este sentido. Los aficionados deben estar muy tranquilos. Pasa más de 20 controles a lo largo de la temporada, de orina y sangre, tanto en competición como de forma aleatoria, cualquier día del año y a cualquier hora [los tenistas deben estar localizables los 365 días del año y si incurren en tres faltas o incomparecencias son sancionados]. Lo tengo todo documentado. Su integridad y honestidad son totales”, amplía Ruiz Cotorro.

Dentro de la normativa

Incide el doctor en la meticulosidad que mantienen los procesos de control y supervisión que efectúan la Federación Internacional de Tenis (ITF), la española y también el Comité Olímpico Español (COE). “Estamos al día de toda la normativa y trasladamos toda la información sobre los productos a los jugadores. Se está haciendo un trabajo superserio”, remarca, a la vez que avala todos los tratamientos que ha seguido Nadal: “Él ha tenido lesiones importantes, pero la gente debe tener en cuenta un matiz muy importante. Él empleó el plasma y las células madre [para la rodilla y la espalda], que están dentro de la normativa. Son terapias regenerativas que ayudan a recomponer cartílagos y tejidos de una articulación, o de un tendón; ayudan a recuperar, pero no a mejorar o potenciar el rendimiento final”.

Cuestionado en la sala de prensa por qué se le señala a él de forma recurrente, desde hace varios años, Nadal se cerró en banda y rebobinó: “Realmente no me importa, porque sé cómo llegué donde estoy. La gente que me conoce sabe muy bien cómo he llegado hasta aquí”.

Más información