“Si yo fuera una mujer tenista, me arrodillaría y daría gracias por el nacimiento de Federer y Nadal”

Raymond Moore, director de Indian Wells, lanza un mensaje machista y Djokovic defiende que los hombres ganen más

Moore, a la derecha y Djokovic, en el centro. AFP

El tenista Novak Djokovic, número uno del mundo de la ATP, se posicionó este lunes en contra de la igualdad en el reparto de los premios económicos en los torneos de tenis entre hombres y mujeres. “Las estadísticas muestran que tenemos muchos más espectadores en los partidos de tenis de los hombres. Creo que esa es una de las razones por las que tal vez deberíamos ser más premiados”, dijo el serbio al ser cuestionado por la polémica desatada por el director del torneo de Indian Wells, Raymond Moore, que criticó la paridad económica entre ATP y WTA. “Si yo fuera una mujer tenista, me arrodillaría cada noche y daría gracias a Dios por el nacimiento de Roger Federer y Rafa Nadal. Ellos son quienes han llevado el peso de este deporte. En mi próxima vida quiero ser parte de la WTA porque se aprovechan del éxito de los hombres. No toman ninguna decisión y son muy afortunados”, aseguró Moore durante la última jornada de competición.

El tenista de Belgrado señaló que se trataba de “un tema delicado” e intentó expresar, sin mucho éxito, su “respeto y admiración” por los logros de las mujeres en el deporte, entre los que incluyó la lucha del género femenino con las vicisitudes de su cuerpo: “Tengo un respeto tremendo por lo que están consiguiendo las mujeres en el deporte global. Sé por lo que pasan con sus cuerpos, que son tan diferentes a los de los hombres (...) Ya sabes, las hormonas y esas cosas, no necesitamos entrar en detalles. Las mujeres saben de qué hablo. Tengo gran admiración y respeto por ellas, que compiten a tan alto nivel”. Y también el haber logrado que en muchos torneos la recompensa económica sea la misma para ambos géneros, aunque él no esté de acuerdo en este reparto. “Mientras que haya datos, estadísticas e información disponible sobre quién genera más atención y atrae más espectadores, creo que (el dinero) debe ser distribuido justamente”, dijo.

Disculpa tardía

Horas después, Moore se disculpó por sus palabras. Sin embargo, no evitó la respuesta de las dos finalistas en el torneo del desierto californiano, Serena Williams y Victoria Azarenka: “Considero que esos comentarios son equivocados y muy, muy inciertos”, apuntó Williams. La campeona, Azarenka, replicó al director del torneo: “Creo que es un problema que se da en todo el mundo, no sólo en el deporte. Lo mejor que hacemos las mujeres es sobreponernos a esos comentarios. No se escuchan cosas así sobre los hombres”.

Serena Williams (i) junto a Raymond Moore, director de Indian Wells. EFE

Mirando los números, el tenis es el deporte más equitativo del panorama mundial. El último gran torneo en implantar la paridad en los premios que reparte fue Wimbledon, en el año 2007.

Las únicas mujeres que aparecen en la lista Forbes de los 50 deportistas que más dinero ingresaron en el año 2015 son tenistas. La rusa Maria Sharapova está en el puesto 26 y la número 1 del mundo, Serena William, está en el puesto 47.

Una polémica que no es nueva

La idea de que el tenis masculino debería percibir más dinero que el femenino no es nueva. En el torneo de Wimbledon de 2012, el francés Gilles Simon (número 19 del mundo) habló en términos similares a los que ahora lo ha hecho Djokovic: "¿La paridad salarial en el tenis? No creo que funcione. El tenis masculino es más atractivo que el femenino. Como en cualquier negocio uno debe ser pagado en función de eso", dijo el francés.

Una de las tenistas que le contestó en ese momento fue Maria Sharapova: "Estoy segura de que mis partidos los ven más de personas que los suyos". Serena William se sumó al argumento de su compañera rusa: "Definitivamente, a Maria la ven muchas más personas que a Simon. Ella llama mucho más la atención que él. No merezco menos por tener pechos y ellos no, ese no es el caso", dijo.

Entre los 10 tenistas mejor pagados del año 2015, según la revista Forbes, cuatro son mujeres: Maria Sharapova (4ª), Serena Williams (5ª), Caroline Wozniacki (8ª) y Ana Ivanovic (10ª). Si los ordenamos teniendo en cuenta solo los ingresos por premios en los torneos (los que tienen que ver directamente con los éxitos deportivos, dejando de lado los patrocinios) Djokovic seguiría siendo primero (15,3 millones de euros) pero Serena Williams (9,96) sería segunda. Roger Federer sería tercero (8) y Maria Sharapova (5,9) se colocaría cuarta. La gran diferencia entre los ingresos del tenis masculino y el femenino está en los ingresos externos por patrocinios.

En 2014, la WTA firmó un nuevo contrato televisivo por el que ingresó 335 millones de libras (más de 428 millones de euros) por la cesión de los derechos de emisión del tenis femenino durante 10 años. Con este acuerdo de casi 43 millones de euros por año, la WTA dio un salto de gigante respecto al resto de deportes femeninos del mundo. Por ejemplo, otra de las grandes competiciones femeninas del mundo, la WNBA de baloncesto, apenas recibe 12 millones de dólares (poco más de 10 millones y medio de euros) al año por sus derechos televisivos.

Más información