Selecciona Edición
Iniciar sesión

El ministro del Interior francés: “En la Eurocopa tendremos un alto nivel de amenaza”

Cazeneuve anuncia un dispositivo de seguridad inédito de 17 millones de coste para combatir la amenaza terrorista

Cazeneuve, ofrece un discurso tras asistir a la reunión de emergencia, en París. EFE

La Eurocopa en Francia tendrá “un alto nivel de amenaza terrorista”. Así lo asegura Bernard Cazeneuve, el ministro del Interior francés, que anunció este martes, tras una reunión conjunta con los organizadores del torneo, la implementación de una serie de medidas de seguridad inéditas a nivel nacional que buscan limitar el riesgo de atentados en las llamadas fan zones (zona de aficionados) durante la competición que se disputará entre el 10 de junio y 10 de julio. “Los atentados perpetrados en Bruselas nos recuerdan de manera trágica el alto nivel de amenaza al que nos estamos enfrentando”, declaró el ministro al referirse a los ataques que han sacudido la capital belga.

El Gobierno francés considera desde los atentados perpetrados en la sede de la revista satírica de Charlie Hebdo, en enero de 2015, que los espacios en los que se reunirán en cada partido miles de aficionados delante de una pantalla gigante —hasta 100.000 en el caso de París— son más vulnerables ante una amenaza exterior que los propios estadios. Para ello, se ha decidido reforzar en los últimos meses la seguridad dentro de los recintos y en las puertas de acceso mediante la contratación de miles de agentes de seguridad privada, el despliegue sistemático de cámaras de seguridad y el empleo de cacheos. También un equipo de expertos en la desactivación de explosivos inspeccionará a priori y a posteriori las fan zones donde se sigan las retransmisiones de los partidos, anunció Cazeneuve.

El Gobierno francés, que ratificó estas medidas excepcionales cuyo coste asciende a los 17 millones de euros, según informó Alain Juppé, el presidente de la asociación de las 10 ciudades que albergarán el torneo, todavía estudia la posibilidad de instalar ante las puertas de acceso a las fan zones unos pórticos de seguridad para detectar cualquier objeto metálico. Juppé, que también es alcalde de la ciudad de Burdeos, pide para ello que la UEFA duplique su contribución financiera para el evento, valorada por ahora en unos 3 millones de euros.

A pesar de los atentados de Bruselas, Cazeneuve descarta incrementar de cara al futuro los nuevos niveles de protección en estos espacios públicos en los que se retransmitirán los partidos que podrían ser salas municipales deportivas o parques de exposiciones. “No podemos aumentar constantemente lo que ya está a un nivel muy alto desde los atentados de enero de 2015”, dijo al referirse al máximo nivel de alerta antiterrorista al que está sometida Francia desde el año pasado.

A principios del mes, los organizadores de la Eurocopa decidieron aumentar en un 15% el gasto destinado a controlar los hoteles, los campos de entrenamiento y los desplazamientos de todos los equipos participantes durante la celebración de la competición. También se detalló el importante dispositivo de seguridad alrededor de los estadios con 900 agentes desplegados en cada partido para un total de 10.000 efectivos (un 7% más de los previstos antes de los atentados del 13 de noviembre en París) que velarán por la seguridad de los dos millones de espectadores que espera tener Francia durante el mes de competición.

Noël Le Graët, el presidente de la Federación Francesa de Fútbol, aseguró este martes que pese a los ataques perpetrados en Bruselas la organización de la Eurocopa no se ve afectada. También afirmó que descartaba cancelar el partido amistoso de Francia ante Rusia el próximo martes 29 en el estadio de Saint-Denis.

Más información