Selecciona Edición
Iniciar sesión

Franz Beckenbauer será investigado por la FIFA

El exjugador será investigado por supuestos sobornos para la concesión del Mundial 2006 a Alemania

Franz Beckenbauer en 2010. EFE

Franz Beckenbauer, probablemente el mayor mito del fútbol alemán, campeón del mundo con su selección como jugador (1974) y entrenador (1990), será investigado por el Comité de Ética de la FIFA. Los motivos son los supuestos pagos indebidos, asociados a cargos de soborno, corrupción y aceptación de regalos, vinculados a la elección de Alemania como sede del Mundial de 2006.

Además de a Beckenbauer, que presidio el comité organizador para obtener la sede del mundial, la FIFA también abrió ayer procedimiento contra los expresidentes de la Federación Alemana (DFB) Wolfgang Niersbach y Theo Zwanziger, los exsecretarios generales Helmut Sandrock y Horst R. Schmidt, y el exdirector financiero Stefan Hans. En los casos de Beckenbauer, Zwanziger, Schmidt y Hans, la FIFA investigará posibles pagos indebidos y movimientos de dinero, como transferencias hechas desde una cuenta a nombre de Beckenbauer, a terceras personas y organizaciones con sede en Qatar. En cuanto a Niersbach y Sandrock, podrían haber quebrado cuatro artículos relacionados con normas generales de conducta, lealtad, deber de cooperación y conflicto de intereses. “El presidente del órgano de instrucción, Cornel Borbély, liderará la investigación y examinará las pruebas relevantes. Todos los casos serán examinados con equidad y todas las partes tienen presunción de inocencia”, subrayó la FIFA.

Este anuncio llega tres semanas después de que la Federación Alemana concluyera en su investigación que no había pruebas concluyentes de compra de votos para organizar el Mundial 2006, pero sí “movimientos poco claros de dinero” asociados a un préstamo de 6,7 millones de euros que recibió la Federación Alemana desviado después a la FIFA. “La transferencia se realizó como un pago para la adquisición de derechos de televisión de los Juegos Asiáticos de 2006”, anunció el 4 de marzo Christian Duve, representante del bufete de abogados Freshfields encargado de realizar el informe. Sin embargo, Duve aclaró que su firma no pudo hablar con todos los involucrados y, por ello, no descartaba rotundamente el presunto soborno.

Denuncia periodística

El nombre de Franz Beckenbauer empezó a verse salpicado en octubre de 2015. La revista Der Spiegel publicó un amplio reportaje denunciando que el exjugador había empleado los 6,7 millones de euros en comprar el voto de varios delegados asiáticos del comité de la FIFA que debía decidir la sede del Mundial 2006.

La noticia generó un terremoto en la modélica federación alemana y el presidente, Thero Zwanziger, acusó a su predecesor, Wolfgang Niersbach, de mentir. Según el reportaje, la DFB tenía una caja negra que empleaba para pagar los sobornos y asegurarse la elección. “Esa caja existía y que Niersbach lo sabía”, denunció Zwanziger en su momento.