Selecciona Edición
Iniciar sesión

Villar mantiene su desafío a Cardenal

La Asamblea aprueba un reglamento electoral que vuelve a vulnerar la orden ministerial: los miembros pasan de 180 a 140

Sin titulo Villar, antes de la asamblea extraordinaria del martes. EL PAÍS

Los puntos aprobados ayer por la Asamblea de la Federación Española de Fútbol vaticinan un nuevo retraso en el proceso electoral, más allá de que se aprobara el nuevo reglamento en el que se dispone que las elecciones se celebren en el último cuatrimestre del año. Este punto y el hecho de no haber modificado el punto referente a la moción de censura contravienen de salida la orden ministerial que regula las elecciones a las federaciones deportivas. El presidente del fútbol español mantiene así su desafío al Gobierno y al Secretario de Estado para el Deporte (CSD), Miguel Cardenal, con esta reincidencia. El anterior reglamento ya fue rechazado por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por vulnerar la normativa gubernamental.

La Asamblea fue una demostración del apoyo mayoritario con el que aún cuenta el presidente del fútbol español, que también sacó adelante una de las propuestas que más le interesan en clave electoral, la reducción de los asambleístas de 180 a 140, con los representantes de los clubes profesionales como los más perjudicados por esta nueva composición al perder 10 miembros que se traducen directamente en votos en las elecciones presidenciales.

"Mi opinión y la de muchos clubes es que no se puede aprobar este reglamento porque nos quita representatividad. No se adecúa a la orden ministerial, por lo tanto, si se le vuelve a mandar al CSD será devuelto y al ser devuelto nos va a hacer perder tiempo", señaló Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional. La votación para este punto fue de 126 votos favorables, 26 en contra y una única abstención. La aprobación del reglamento electoral se saldó con 125 votos a favor, 24 en contra y dos abstenciones.

“Ha habido injerencias para apartarme”

“Ha habido injerencias de toda índole y hemos dado respuesta a todas. Hemos sido solidarios renunciando a las subvenciones que nos correspondían, hemos manifestado nuestra transparencia y hemos tenido excelentes resultados económicos en estos años”, defendió Villar ante los asambleístas.

“Nada de esto habría sido posible sin la confianza y lealtad de las federaciones territoriales. Se dice, sin embargo, que este ciclo se ha terminado ¿No debería contarse con las personas que hicieron posible tantos éxitos en el pasado reciente? Los que pretenden apartarme, a su vez, me hacen responsable de esos éxitos. Paradojas de la vida”, cerró.

Los clubes y el representante de la federación aragonesa, que preguntó por la inclusión del contrato de patrocinio con Adidas en las cuentas de 2015, cuando entra en vigor en 2018, fueron los más beligerantes con Villar. Este hizo un repaso de sus éxitos al frente de la Federación desde 1988 lo que le valió que Tebas calificara la Asamblea de herramienta electoral. Villar hizo una defensa de sus actuaciones en los presuntos tratos de favor del Recreativo y del Marino, alegando que es propio de las federaciones ayudar a sus clubes y deportistas. También justificó su querella contra Miguel Cardenal al verse empujado por su junta directiva a ello y argumentó sus continuas invocaciones a la FIFA como el deber de cumplir con sus estatutos.