Selecciona Edición
Iniciar sesión

Francia garantiza la celebración de la Eurocopa

El Gobierno galo confía en su dispositivo de seguridad para el torneo y la UEFA anuncia que trabaja "en planes de contingencia ante situaciones de crisis"

563787005 Policía en el Parque de los Príncipes en noviembre de 2015. AFP

Los atentados del martes en el aeropuerto y el metro de Bruselas han reabierto el debate en torno a la seguridad y la disputa de la Eurocopa en Francia el próximo verano, entre el 10 de junio y el 10 de junio. En la mañana de ayer, el vicepresidente tercero de la UEFA, Giancarlo Abate, planteó la celebración de algunos partidos del torneo a puerta cerrada en declaraciones a la italiana Radio 24. “La Eurocopa es un tipo de evento con un calendario fijado que no se puede posponer. No es un amistoso o un partido oficial aislado que se pueda cancelar o trasladar a otra fecha, no es el caso. Por eso, no podemos excluir la posibilidad de jugar a puerta cerrada”, anunció el directivo italiano. Sus palabras desencadenaron la reacción inmediata y en bloque de las instituciones francesas, garantizando la disputa del torneo y el dispositivo de seguridad planteado para el evento.

Así lo afirmó categórico el primer ministro galo, Manuel Valls. “No celebrar la Eurocopa o retrasarla sería una derrota. La amenaza terrorista es de una amplitud inigualable y los medios que debemos aportar para luchar contra ella deben estar a la altura del desafío. Hay que ser prudente y estar movilizados”, aseguró Valls, que insistió en que no se suspenderá ninguna actividad ya programada: “Los grandes eventos deportivos, culturales y populares son indispensables para demostrar que somos un pueblo libre, que está de pie, que no tenemos miedo y que hacemos frente a las amenazas terroristas”,

El discurso de Valls fue refrendado por diversos políticos franceses. El secretario de Estado para el Deporte, Thierry Braillard, lo hizo en L’Equipe. “La Eurocopa no será pospuesta ni cancelada, hacerlo sería darle la razón a esos cobardes. Lo repetimos desde hace meses, la amenaza terrorista ha sido integrada en nuestras reflexiones desde el principio. En términos de seguridad, no podemos hacerlo mejor”. Palabras muy similares a las del presidente de la Federación Francesa, que también aseguró que el torneo no corría peligro. “La Eurocopa se mantiene. Siempre hay algún riesgo, pero en todo caso es un firme propósito del Estado, de la Federación y de la UEFA, el de organizar un evento festivo y seguro”.

Medidas excepcionales

Después del carrusel de declaraciones del Gobierno y los federativos franceses, la UEFA matizó, entre la rectificación y el desmentido, las palabras de su vicepresidente Abate. “Tenemos la confianza de que todas las medidas de seguridad estarán listas para que la Eurocopa se desarrolle de una forma segura y festiva. No hay planes específicos para disputar partidos a puerta cerrada. Pero, no obstante, estamos trabajando en planes de contingencia o de múltiples escenarios en torno a situaciones de crisis, ya que nos tomamos muy en serio la seguridad de todos los participantes: jugadores, agentes, prensa, aficionados...”, rezaba la nota de la UEFA.

El Bélgica-Portugal, de Bruselas a Leiria

El amistoso entre Bélgica y Portugal se disputará finalmente en la ciudad lusa de Leiria después de que en la mañana del miércoles la federación belga anunciara en un comunicado la suspensión del encuentro, que en un principio iba a ser disputado el martes 29 en el estadio Rey Balduino de Bruselas. La decisión había sido tomada después de que el Ayuntamiento de la capital belga solicitará la suspensión por motivos de seguridad y precaución. Asimismo, la Federación ha anunciado la devolución del importe de las entradas para el próximo mes de abril.

Horas después, la federación portuguesa anunció que el amistoso se disputaría en la fecha fijada, pero en Leiria.  Los belgas agradecieron a su homóloga portuguesa la "disponibilidad", "flexibilidad" y las "soluciones presentadas" por la lusa, que expresó su "total solidaridad" con la RBFA y el pueblo belga "en este momento particularmente doloroso".

El Gobierno francés ratificó el mismo día del atentado en Bruselas unas medidas excepcionales para la Eurocopa, con un coste de 17 millones de euros, para blindar las 10 ciudades que albergarán el torneo. Un dispositivo que está a expensas de completarse con la instalación de unos pórticos de seguridad para detectar objetos metálicos y cámaras de videovigilancia en los accesos a las fan zones, la principal preocupación de las autoridades. Para ello, el comité organizador ha solicitado a la UEFA que duplique su contribución financiera para el evento, valorada en 3 millones de euros.

La seguridad trabaja desde hace semanas en simulacros de ataque terroristas con armas químicas y alrededor de los estadios habrá 900 agentes desplegados en cada partido para un total de 10.000 agentes (un 7% más de los previstos antes de los atentados del 13N en París) que velarán por los dos millones de espectadores que espera tener Francia durante el mes de competición.