Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Cuando eres el Barça y un empate a cero ante el PSG es un gran resultado

La sección femenina resiste ante las subcampeonas de Europa en el Miniestadi ante más de 8.000 aficionados

Marta Torrejón, en el partido de cuartos de final de la Champions contra el PSG. Getti Images

El Barça femenino va muy en serio, en el campo y en las gradas. Las chicas de Xavi Llorens consiguieron un valioso empate a cero en la ida de las semifinales de la Champions League contra el PSG. El encuentro, por lo que movió en el graderío, ratifica el crecimiento de los últimos años de la sección. El público no falló, y hasta 8.369 espectadores se agolparon en un Miniestadi más lleno que nunca antes en un partido de las chicas. Fue el récord de asistencia, mucho mayor que el anterior, 3.219 espectadores contra el Twente en la eliminatoria anterior.

El choque tenía su miga. El invitado era el subcampeón de Europa, el equipo con el presupuesto más alto del torneo — siete millones— y un plantel técnicamente superior al azulgrana. Por lo que a las chicas de Llorens le costó Dios y ayuda mantener intacta la portería de Paños.

Con el apoyo de la gente y del club, el Barça hará historia

Xavi Llorens, técnico del Barcelona

Ane Bergara y Ruth García tuvieron que multiplicarse para cortar las continuas embestidas francesas, encabezadas por Anja Mittag, máxima goleadora de la historia de la competición, y Cristiane. El conjunto de Bensititi encontró una vía por las bandas y el Barça sufrió, pero con el paso de los minutos las azulgrana se asentaron hasta conseguir momentos de control.

Tanta fue la concentración defensiva del Barça que el equipo, sin Leire Landa, lesionada, pareció olvidarse de atacar. Pero el objetivo de llegar vivas al partido de vuelta se cumplió. Llorens se mostró “orgulloso” de su equipo, y valoró el futuro de la sección: “Con el apoyo de la gente y del club, el Barça hará historia”. El técnico también se sinceró: “Firmaba el empate a cero antes del partido”. Las jugadores se mostraron eufóricas y emocionadas. “Se me puso la carne de gallina”, explicó agradecida Ruth García. La intención es que no sea flor de un día. “Esto es muy importante para el fútbol femenino”.

Más información