Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El mundo del fútbol rinde homenaje a Johan Cruyff

Todos se rinden ante el revolucionario jugador holandés, impulsor de un modelo

El mundo del fútbol rinde homenaje a Johan Cruyff. Sin titulo Cruyff, con la selección holandesa en 1974. STF AFP

“Se ha muerto el jugador más grande todos los tiempos”, señalaba el Ajax en una nota. Directo, como el personaje. Emotivo, como su fútbol. Conmovedor, como su adiós. Fue el club que le vio crecer, con el que ganó ocho Ligas y cinco Copas, el mismo con el que se inició como técnico antes de revolucionar el fútbol y la historia del Barcelona. “Es y será siempre leyenda del club”, decía el comunicado de la entidad azulgrana, que horas más tarde anunciaría que organizará un memorial para que se pueda rendir homenaje a Johan Cruyff (el espacio de condolencias en la tribuna principal del Camp Nou se abrirá este sábado a las 10.00). “El Barça no se entendería sin él”, añadía el presidente, Josep María Bartomeu.

Las reacciones se sucedieron sin remedio, como no lo tuvo el cáncer de pulmón que se lo llevó por delante. Uno de los primeros lamentos llegó de un amigo personal. El “pésame para la familia y los amigos de Johan” llegaba desde la cuenta de Twitter de Joan Laporta, ex presidente del Barcelona. Era escueto. “Mi referente, mi maestro, mi amigo. Descanse en paz. Te quiero, Johan”.

“Nos deja otra leyenda”, apuntó Messi en Facebook. Hace pocas semanas le rendía homenaje y lograba emocionar al ex técnico azulgrana al emularle en el lanzamiento de un penalti indirecto. “Estamos muy tocados”, reconocía Piqué, concentrado con la selección española. Él no conoció al Cruyff jugador y apenas disfrutó en la selección catalana del Cruyff entrenador, pero se ha empapado como pocos de su filosofía en el Barça: “Mi padre habla maravillas siempre de él. Cambió un poco la historia del club. Somos lo que somos ahora gracias a Johan”. “Es un día triste para el Barça”, señaló el capitán del Barça Andrés Iniesta. “La influencia que ha tenido en el Barcelona ha sido muy grande. Fue una persona clave en los éxitos del club”.

El fútbol despide al 14

Muy afectado se mostró Hristo Stoichkov, que dijo le recordará siempre por cómo le trató a él y su familia: “Me sacó de Bulgaria muy joven y me dio responsabilidad. Creo que las palabras Dream Team salieron de él y quedarán para la historia”. “Me inculcó esa idea de fútbol, de juego, una idea de afrontar no sólo los partidos sino la vida de una determinada manera que ha sido muy importante para mí en el resto de mi carrera”, dijo Eusebio Sacristán, hoy entrenador de la Real y que le consideraba su “padre futbolístico”.

“Hemos perdido a un gran hombre. Sigamos su ejemplo de excelencia”, dijo otra de las leyendas del balón, Pelé. “Estoy conmocionado. Johan Cruyff ha muerto. No sólo era un amigo, sino un hermano para mí”, declaró Beckenbauer, icono del Bayern y de Alemania cuando Cruyff lo era del Ajax y de Holanda. “Le echaremos de menos. He perdido un buen amigo con el que tuve grandes partidos y discusiones”, indicaba Karl-Heinz Rummenige, director general del Bayern. “Fue uno de esos futbolistas que te emocionaban cada vez que cogían la pelota y empezaban a jugar. Siempre había expectación en la grada cuando estaba sobre el terreno de juego”, señalaba Bobby Charlton, otro de sus contemporáneos. “Fue absolutamente singular como jugador y como entrenador tuvo una influencia grande en nuestro fútbol”, apuntaba Vicente del Bosque, seleccionador de España.

Zidane, entrenador del Madrid, acompañó una foto del mito con Holanda con esta frase: “Gracias por hacer bello el fútbol”. Lo mismo hicieron Maldini –“Hoy se ha ido un grande del fútbol, un mito, una fuente de inspiración para muchos”–, Ancelotti –“Eras un genio como jugador y como entrenador, no te olvidaremos Johan. Descansa en paz”, o Buffon –“El único que podía dar un poco de brillo a un simple 14, capaz de hacer florecer el fútbol de la nada” –, que se sirvieron de una red social como Instagram, y subieron fotos del 14, de corto y de traje, para expresar su pésame. “Fue un gran hombre que transformó el fútbol”, dijo de él el capitán de la selección alemana campeona del mundo en 1990, Lothar Mathäus. “Nunca te olvidaremos, Flaco”, escribió Maradona en su Facebook. “¡El número 14 no volverá a ser nunca el mismo!”, exclamó Xabi Alonso, jugador del Bayern.

También le recordó Romario: “Fue, sin duda, el mejor entrenador que tuve. Sus enseñanzas serán eternas en mi vida. Me desafiaba como jugador y buscaba ganarle siempre. Sabía revalorizar a cada jugador y encontrar lo mejor que tenía. Yo sufría por la distancia de casa; y él me concedía más días de permiso para poder estar con mi familia. Su legado queda”. Y su paisano Ruud Gullit, ex jugador y ahora entrenador: “Gracias Johan por ser mi mayor inspiración y mi mayor maestro. Gracias por enseñarnos el camino a nuestra generación y por colocar a Holanda en el mapa”. “Entre calada y calada hablaba siempre de los jóvenes, de la formación y de la educación a través del fútbol. Dio su filosofía y estilo al Barcelona. Hoy es un día triste”, decía, con admiración, Michel Platini, ex presidente de la UEFA.

Condolencias desde las instituciones

Los Reyes Felipe VI y Letizia enviaron un telegrama de pésame a su viuda en el que expresaban “su dolor y solidaridad”. El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Manuel Rubiales, se acordó del mito porque su cargo se lo exige y, también, por su pasado levantinista, club en el que el holandés se despidió de la Liga como jugador: “Es una pérdida irreparable. Se ha marchado uno de los más grandes. Un hombre con un temperamento irrepetible. Un futbolista adelantado a su época y un técnico que creó un nuevo estilo”. Y añadió: “Siempre fue un orgullo poder defender la misma camiseta que en su día llevó una de las mayores leyendas del fútbol mundial”.

No hubo club de fútbol que no se acordara del holandés o enviara un mensaje de apoyo a la familia Cruyff. El comunicado del Madrid decía adiós “a una leyenda del fútbol, a un mito del deporte”, en él Florentino Pérez se despedía de un extraordinario jugador que marcó una época: “Hoy es un día muy triste para el mundo del fútbol”.

El mundo de la política

Los políticos también se acordaron del futbolista y entrenador y quisieron enviar un mensaje de apoyo a la familia. “Mi más sentido pésame a la familia, compañeros y amigos de Johan Cruyff, un mítico jugador y luchador incansable”, rezaba el mensaje del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, lamentó la muerte del mito, a quien agradeció su vida en Catalunya y “el compromiso que ha mostrado con un país que le ha acogido con toda la estima”. Y apuntó: “Trajo a Catalunya el fútbol ganador y bello que hoy aún perdura en el Barça”. La presidenta y portavoz de la Generalitat, Neus Munté, subrayó la trayectoria de la leyenda, gran “jugador, mister y persona” y añadió: “El Dream Team te lo debemos a ti”. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se refirió a él como “maestro”. Y el diputado de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián escribió: “Convenció a generaciones enteras de que se podía ganar”.

Más información