Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Costa Rica 'salva los muebles' en el juego contra Jamaica

Los ticos lograron un empate opaco pero valioso en Kingston y se acercan a la hexagonal regional clasificatoria para Rusia 2018

Jamaica se enfrentó a Costa Rica en una eliminatoria para Rusia 2018. EFE

El gol del empate de Costa Rica basta para contar su partido contra Jamaica, que coloca a los centroamericanos más cerca de la hexagonal final de la fase clasificatoria a Rusia 2018. El portero local dejó suelta una pelota frente a un defensor rival improvisado de lateral izquierdo y casi vuelve a rechazar el balón, pero acabó tumbado. Casi, casi hace Jamaica su tratada frente a los ticos, pero esa jugada fortuita le arrebató el gusto de vencerlos en un juego de méritos suficientes para los locales.

Méritos, sí, pero el futbol no suele andarse con justicias y acaba como acaba, sin más. El juego de este viernes en Kingston dejó un 1-1 que conforma a los costarricenses porque los mantiene en la cima del grupo de clasificación a la hexagonal final, con la posibilidad de entrar a ella si tan solo triunfa el próximo martes de nuevo ante Jamaica, pero en el ambiente de San José. No se le conoce por demasiado arriesgado a Óscar El Machillo Ramírez, el técnico tico que esta noche acabó aliviado, saludándose con los suyos, cuando el árbitro estadounidense Jair Marrufo silbó el final de la partida.

Razón tenía Ramírez, que desde el minuto 15 mantuvo se vio en desventaja con el gol de Je-vaughn Watson. Su cabezazo se había colado por el palo derecho del arquero Keylor Navas, que en esta jugada quedó estático, muy lejos de esos lances espectaculares que le aplauden este año en el Real Madrid. La defensa tica volvió a dejar que los veloces jamaiquinos le robaran la espalda y así encendieron el festejo caribeño en el estadio de Kingston.

Pudo ser mayor la ventaja, pero la precisión en el remate final tampoco es el fuerte de los ‘reggae boyz’ que dirige el alemán Winfried Schäfer. Y tampoco fueron demasiados los acercamientos en este partido más bien flojo y disperso. Jamaica llegó ordenado en sus bloques pero sin ese vértigo de los velocistas que acostumbra en años recientes. Costa Rica sigue a medio hacerse, con una buena base de jugadores experimentados que vienen de Europa (Keylor Navas el más notable) para juntarse con una camada de nombres que no fueron parte de la memorable aventura de Brasil 2014.

Ese conjunto de ticos todavía presenta baches y descoordinaciones en momentos clave. El manejo de la pelota es un trabajo y, por tanto, son escasas las llegadas al marco rival con el balón al pie. Algo remendó en la segunda parte con el ingreso del volante experimentado Christian Bolaños, de quien salió el remate ese que el arquero André Blake soltó a su costado derecho y dejó que el tico Johnny Acosta empujara al fondo del marco al minuto 67’. Este sencillo defensor central de la liga local con Alajuelense acabó, sin imaginarlo, como salvador de un punto que vale como una joya en la aritmética de la clasificación regional. Por eso el míster tico 'metió el bus’, como llaman en el argot local a blindarse en defensa.

Costa Rica tiene ahora 7 puntos y pretende sumar 10 si vence a Jamaica el martes, suficientes para colarse en la hexagonal. Tiene la suerte de que Panamá no logró romper el 0-0 ante Jamaica y se quedó con cuatro puntos en este grupo D. Los haitianos, si en algún momento pensaron en serio en llegar a Rusia, pueden descartarlo ya.

Ya sabe Ramírez que los números le dan aire para seguir, aunque su juego vaya lejano a los deseos de los aficionados que este Viernes Santo, perdone Dios, volvieron a sacar sus camisetas rojas de apoyo a la Sele. Son las mismas camisetas que vistieron durante Brasil 2014 y llevan pegadas exigencias acordes con ese recuerdo.

Más información