Selecciona Edición
Iniciar sesión

‘Football Leaks’: El Barcelona pagó 82 millones por Luis Suárez

El portal portugués revela el contrato de venta entre el Liverpool y el Barça por el uruguayo, que costó 64,98 millones de libras

Suárez celebra un gol ante el Athletic el pasado 17 de enero. D.Ramos Getty

Football Leaks ha publicado en la mañana del lunes el acuerdo venta que alcanzaron Liverpool y Barcelona en el verano de 2014 por el traspaso de Luis Suárez. Un contrato destapado por el portal portugués en el que se revela que el conjunto blaugrana desembolsó por el delantero la cantidad de 64,98 millones de libras a pagar en diferentes plazos. O lo que es lo mismo, algo más de 82 millones de euros (92 millones de dólares), a los que además habría que sumarle cualquier posible impuesto que supusiera el traspaso. Un precio muy similar al que se especuló en el momento de su llegada al Barcelona.

El contrato, firmado el 11 de julio de 2014, desvela que el pago de la operación se realizaría en cinco plazos, de los que todavía resta uno por abonar. Cuatro de ellos de 13 millones de libras fueron abonados los días 31 de julio y 31 de enero de los años 2014 y 2014. El último pago, a realizar el 31 de julio de este año y que daría por finalizada la operación, será de 12, 98 millones de libras.

El documento, que está firmado por el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, el vicepresidente Jordi Mestre, el entonces director general de club azulgrana, Antoni Rossich y el director ejecutivo del Liverpool, Ian Ayre, además del propio Suárez, incluye una cláusula de confidencialidad a respetar por ambos equipos. 

Football Leaks, cuyos autores son portugueses pero se mantienen en el anonimato, comenzó a operar a finales de septiembre de 2015 y desde entonces ha publicado centenares de documentos confidenciales relativos a fichajes, contratos y comisiones en el mundo del fútbol. Desde entonces, ha hecho público el contrato de James o el que iba a firmar de De Gea con el Madrid así como el precio del traspaso de Gareth Bale, en otros muchos documentos.

Mientras que sus impulsores aseguran que su objetivo es favorecer la transparencia, otros les acusan de haber accedido a los papeles a través de ataques informáticos e incluso de intentar chantajear a los afectados, motivo por el que son investigados por las autoridades portuguesas.