Selecciona Edición
Iniciar sesión

¿Dónde están los mexicanos de oro?

En 2012, la selección mexicana de fútbol salió campeona en los Juegos Olímpicos de Londres. Aunque sus jugadores parecían llamados a triunfar, algunos son ahora suplentes

El 11 de agosto de 2012 el equipo mexicano consiguió un logro histórico. Reuters

Los chicos de oro del fútbol mexicano, los triunfadores de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, viven un contraste de realidades. A pocos meses de la reválida, este verano en la Olimpiada de Rio de Janeiro, sólo unos pocos de los 18 gloriosos han alcanzado el sueño europeo. Se trata de Diego Reyes, Héctor Herrera, Marco Fabián y Raúl Jiménez. De estos cuatro, sólo uno, Herrera, juega en un conjunto de nivel continental, el Oporto, donde incluso se ha ganado el brazalete de capitán. Reyes también juega de titular habitualmente, aunque en la Real Sociedad, un equipo de media tabla en la liga española. Igual que Reyes, Fabián juega en una escuadra menor en Alemania, el Eintracht de Frankfurt y Jiménez, un fracaso en el Atlético de Madrid, subsiste a base de medios tiempos en el Benfica de Portugal. 

A lo demás les va peor. La perla de la cantera del Barcelona, Giovani Dos Santos, ha quedado rezagado. Después de un paso discreto por el Villarreal, la vieja promesa del fútbol mexicano ha elegido un 'retiro' prematuro en la MLS. La fama de Dos Santos se nutre más de las fotos que cuelga en sus redes -bebiendo champán, bobeando con su hermano- que de sus logros futbolísticos.

Otros más han perdido la chispa que los llevó a la élite debido a las lesiones. Darvin Chávez, lateral izquierdo de aquel equipo que derrotó al Brasil de Neymar por 2-1, se ha perdido la última temporada en México por una rotura de ligamentos. Hiram Mier, a quien la prensa mexicana llamaba el heredero de Rafa Márquez, perdió fuelle por sus continuas lesiones en las rodillas. 

El Hermoso Oribe Peralta, goleador en aquella final, continúa marcando goles para el América en México. Pese a ello, el seleccionador Juan Carlos Osorio ha prescindido de él para el doble partido frente a Canadá. 

Nada hace presagiar que la selección mexicana repetirá triunfo en Brasil este verano: el combinado sub-23 perdió el lunes 4-0 frente a Portugal en un amistoso. 

José de Jesús Corona

Fue el portero titular y uno de los tres jugadores mayores de 23 años que reforzaron al equipo mexicano. Sólo encajó cuatro goles en seis partidos y fue esencial para negar la ofensiva brasileña en la final. A pesar de eso fue suplente en la copa mundial en Brasil 2014 y también en las eliminatorias mundialistas bajo la orden del entrenador Juan Carlos Osorio. Se mantiene como el guardameta principal de Cruz Azul con 35 años.

Antonio Rodríguez

Demostró su capacidad para atajar en el Mundial Sub-20 en Colombia en 2011 y recibió la confianza para ser el sustituto de Corona. Se quedó en el banquillo de suplentes sin disputar un partido en los Juegos Olímpicos. Ha defendido la portería de las Chivas de Guadalajara desde el 2013 y, recién en este torneo, perdió su puesto ante el experimentado Rodolfo Cota.

Israel Jiménez

Jugó por la lateral derecha y fue una pieza clave para el equipo dirigido por Luis Fernando Tena, el selecionador del equipo que ganó en Londres. Quedó rezagado en la selección mexicana debido a las lesiones y no fue a Brasil 2014. Con Tigres estuvo cerca de conseguir la primera Copa Libertadores para un equipo mexicano ante River Plate. En la última final de la liga mexicana cobró el penalti del triunfo ante los Pumas.

Carlos Salcido

Llegó al equipo mexicano como el segundo jugador mayor de edad. El defensa destacó por su rendimiento y la seguridad que transmitió a sus compañeros. Jugó su tercer mundial en canchas brasileñas y un mes después anunció su retiro de la selección mexicana. Ahora juega en Chivas, el club con el que debutó y al que ayuda a no descender.

Hiram Mier

El central de los Rayados de Monterrey lucía como uno de los herederos de Rafael Márquez en México; sin embargo, las constantes lesiones lo han alejado de las convocatorias y de la titularidad en la liga mexicana. Jugó en la Copa Confederaciones en 2013, pero no ha vuelto a destacar a nivel de selección. 

Darvin Chávez

Se le consideró como una promesa por la lateral izquierda. El canterano de Atlas fue titular en Londres 2012, aunque no logró mantener el mismo rendimiento debido a las lesiones. Desde 2015 juega de manera intermitente con los Tiburones Rojos de Veracruz.

Néstor Araujo

Defendió la camiseta mexicana durante todo el certamen. Se forjó en los equipos inferiores de Cruz Azul y aunque demostró que podía brillar, luego no fue así. Con 24 años aún juega en la liga de su país con Santos Laguna. En los últimos partidos clasificatorios rumbo a Rusia 2018 ha vuelto a la selección mayor.

Diego Reyes

Ha sido el central con mayor proyección a nivel internacional. Después de conseguir el oro olímpico fue campeón con el Club América y le sirvió para ser fichado por el Porto, como un jugador promesa. Ha mantenido su rendimiento con la selección mexicana y es la dupla de Héctor Moreno en la línea defensiva. Ahora juega cedido en la Real Sociedad, esencial para el equipo de Eusebio Sacristán.

Miguel Ponce

Había llegado al equipo nacional como titular en las Chivas y así lo demostró en Londres. Acudió a su primer mundial en Brasil, aunque no jugó. Se ha mantenido al margen en su propio club y del equipo nacional.

Néstor Vidrio

En 2012 era considerado como un gran lateral por derecha y jugaba en Pachuca. Destacó en el certamen olímpico gracias a su capacidad de robar el balón, aunque no logró desarrollarlo con los años. El Sporting de Lisboa lo consideró como un posible fichaje, pero no se dio. Ahora juega en el último lugar de la liga mexicana, Dorados de Sinaloa, destinado a descender.

Héctor Herrera

Los Juegos Olímpicos fueron el punto de quiebre para su carrera como futbolista. Fue titular en el equipo del entrenador Tena Garduño y le valió para ser fichado por el Porto, en el que se ha ganado la capitanía. El mediocampista por derecha fue vital para Miguel Herrera en el mundial de Brasil y ahora lo es para Juan Carlos Osorio en las eliminatorias mundialistas y previo a la Copa América Centenario.

Javier Cortés

La prensa mexicana lo señaló como un jugador de exportación a Europa y, casi cuatro años después, sigue en los Pumas. Empezó su carrera como un volante por derecha y ha terminado como un centrocampista.

Javier Aquino

Cuando vistió la camiseta de México en los Juegos Olímpicos aún pertenecía a Cruz Azul. Sus regates y velocidad lo llevaron a un Villarreal que aún estaba en segunda división, fue parte del ascenso y jugó en la liga española. Jugó de préstamo en el Rayo Vallecano de Paco Jémez y los pocos minutos disputados lo regresaron con los Tigres, el campeón del fútbol mexicano.

Jorge Enríquez

Como centrocampista sorprendió con un juego ofensivo y con pases precisos para sus compañeros en la delantera. La retención y control del balón le valieron para ser uno de los mejores jugadores del torneo. La falta de constancia en su juego lo alejaron de la titularidad en las Chivas y ahora es suplente en el Club León.

Marco Fabián

Fue el jugador diferente en México, gracias a su capacidad para rematar en el aire, asistir a sus compañeros y por el único gol que le marcó a Japón en las semifinales. Su destreza lo convirtió en uno de los jugadores promesas, aunque, como sus compañeros, bajó su nivel de juego. En el mercado invernal se convirtió en nuevo futbolista del Eintracht Frankfurt en Alemania, el cual evita jugar en segunda división.

Raúl Jiménez

El exjugador del Atlético de Madrid viajó a Londres, después de la elección del entrenador Luis Fernando Tena, quien lo prefirió por encima de Alan Pulido. Jiménez fue campeón con América y una rancha goleadora le hicieron ser fichado por los colchoneros. Ahora juega cedido en Benfica y ha marcado siete goles en la temporada.

Giovani dos Santos

Aún era jugador del Mallorca y buscaba estabilidad en su carrera. Destacó con tres goles en el torneo. Eso le valió para jugar con el Villarreal hasta que en el 2015 fue seducido por el LA Galaxy para jugar en la Major League Soccer y ha perdido su lugar en la selección mexicana.

Oribe Peralta

Entró en la convocatoria final después de que el Manchester United negó la participación de Javier Chicharito Hernández. Peralta fue el goleador del equipo mexicano con cuatro goles y fue el ídolo mexicano.Su racha de buen fútbol lo llevó a jugar su primer justa mundialista, anotarle a Camerún y ser contratado por el Club América. En la liga mexicana ha marcado siete veces en el actual torneo.