Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La FIFA sanciona al Sevilla por utilizar fondos de inversión

El organismo multa al club andaluz con 60.000 euros por el fichaje de Kondogbia, cuyos derechos federativos y económicos compartió en 2012 con Doyen

Mainz derriba a Kondogbia en un Sevilla-Granada en 2013. EFE

"Nuestros jugadores son al cien por cien nuestros. Vosotros sabéis bien qué significa eso”. Son las palabras de José Castro, presidente del Sevilla, en una conferencia ofrecida el pasado 15 de marzo. Las palabras del presidente tienen una indudable importancia ahora que la FIFA ha dado a conocer la sanción de 60.000 euros al club andaluz por haber infringido las normas relacionadas con la influencia de terceros en las ventas y traspasos de futbolistas, así como la propiedad de los derechos económicos de futbolistas por parte de terceros. El Sevilla, según la FIFA, vulneró el artículo 18 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, que prohíbe, desde 2008, la influencia de terceros en las operaciones de compra y venta de futbolistas. En concreto, la FIFA advierte al Sevilla por la operación que realizó en el verano de 2012 para adquirir del Lens al futbolista francés Geoffrey Kondogbia.

La FIFA prohíbe la utilización de los fondos de inversión al entender que minan la integridad del fútbol

Ese verano de 2012, el equipo andaluz no atravesaba una situación tan boyante como la actual. Por primera vez desde 2004 el Sevilla no se había clasificado para disputar competición europea y, por primera vez desde la presidencia de José María del Nido (desde 2002), presentó números rojos en sus cuentas. Ante la falta de recursos, el Sevilla recurrió al fondo de inversión Doyen Group para acometer operaciones como la de Kondogbia, una de las promesas del fútbol francés. La página Football Leaks desveló el pasado mes de febrero algunas cláusulas del contrato que unió al Sevilla con Doyen Group en la operación con Kondogbia. Por ejemplo, el Sevilla no pagó los tres millones de euros que pidió el Lens por su traspaso. Los pagó Doyen, que a cambio se hacía con el 50% de los derechos del futbolista y establecía claras cláusulas en cuanto a una posible venta del jugador. Si por el jugador llegaba una oferta de seis o más millones de euros, el Sevilla estaba obligado a venderlo. El Mónaco, en el verano de 2013, decidió comprar al jugador por el valor de su cláusula, 20 millones de euros. A la hora de la liquidación del futbolista, 11,5 millones pasaron a Doyen y el Sevilla solo ingresó 8,5. Kondogbia disputó 40 encuentros, anotando un gol. En la actualidad, milita en la filas del Inter de Milán.

El Sevilla también utilizó a Doyen para otras operaciones, como el fichaje del delantero Babá, en enero de 2012, que llegó del Marítimo de Portugal a cambio de tres millones de euros, de los que 1,4 fueron pagados también por Doyen en tres plazos y a cambio del 20% de los derechos del futbolista. Esa cantidad debía ser devuelta a 30 de enero de 2014 y con un 10% de intereses. Babá no resultó tan rentable como Kondogbia por su mal rendimiento y la operación fue una ruina para el Sevilla, que al no traspasarlo tuvo que pagar con intereses los 1,4 millones puestos por Doyen para comprar al futbolista.

Babá celebra un gol con el Sevilla al Atlético en la temporada 2011-2012.

No obstante, el inicio de la relación deportiva entre Doyen y el Sevilla sí fue buena para su entonces presidente, José María del Nido, quien en abril de 2012, tres meses después del fichaje de Babá, recibió un préstamo personal de 500.00 euros del propio Doyen según desveló también Football Leaks. Del Nido recibió asistencia financiera en un momento delicado de sus finanzas y en pleno proceso judicial que derivó posteriormente en su condena a siete años por saquear las arcas públicas del ayuntamiento de Marbella.

Babá llegó libre al Marítimo el pasado verano después de que el Sevilla lo cediera primero al Levante y luego al Getafe. Con el club andaluz, disputó 34 partidos en dos temporadas, anotando tres goles en Liga y uno en la Copa.

La FIFA prohíbe la utilización de los fondos de inversión al entender que minan la integridad del fútbol. El Sevilla ha sido el único club de España multado en esta ocasión. Junto a la entidad andaluza, también han sido sancionados el Santos de Brasil, el K. Sint-Truidense de Bélgica y el Twente holandés.