Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Gareth Bale: “En el pasado no estábamos tan unidos”

El galés confía en una victoria ante el Barcelona en el clásico que les permita soñar con la Liga y coger moral para la Champions

Gareth Bale en rueda de prensa.

Gareth Bale se siente mejor que nunca. El galés está seguro de su mejoría respecto a la temporada pasada, algo que, para él, le ha convertido en alguien más querido para el madridismo. "He cambiado un poco la opinión de la gente sobre mí. Esta temporada he mejorado, participo más y juego mejor", dijo Bale, que no se pone límites en su mejora futbolística. "Estoy jugando bien, creciendo, mejorando, en forma. Pero hay mucho por delante", añadió.

El rendimiento del galés será sin duda decisivo para el Real Madrid en el clásico del próximo sábado. Bale confía en una victoria que pueda permitirle a los de Zidane con una utópica remontada en el campeonato liguero. "Yo creo que todo es posible. Sabemos que estamos 10 puntos atrás, pero si ganamos, claro que la Liga es posible", dijo Bale, que hizo hincapié en la importancia moral de un asalto al Camp Nou: "Desde luego, si ganamos, el golpe de moral de cara a la Champions".

Para lograrlo, no duda que es por el ataque por donde pasan todas las opciones del Madrid. "Hay que marcar. Sabemos que es difícil, pero debemos estar al 100 por 100. Hay que atacarles y estando a nuestro mejor nivel, ganaremos". Un ataque en el que volverá a juntarse la BBC. Preguntado por si son el mejor trío de atacantes del mundo, Bale no se ha querido mojar y ha apelado a la opinión de terceros. "Pero nosotros no somos los jueces. Ahí están los medios y la gente", y añadió: “Tenemos una buena relación y jugamos bien juntos. Nuestra misión es hacer felices a los hinchas”. Enfrente tendrán a sus máximos competidores por dicho reconocimiento: la MSN, delantero a la que Bale dice conocer a la perfección. "Sabemos todo de ellos. Y ellos de nosotros. El del sábado será un partido muy bueno. Intentaremos que sea emocionante".

El Clásico del sábado será el primero para Zidane desde los banquillos. Bale se siente cómodo con el francés, que ha conseguido unir al grupo tras las rupturas del pasado. "Me pide lo que a todos. Defender y atacar como un equipo y estar juntos. A lo mejor en el pasado no estábamos tan unidos, pero ahora sí·, apuntó Bale, que recordó la figura de Cruyff como uno de los más grandes. "Johan es una leyenda del Barcelona pero sobre todo del mundo del fútbol. Se le respetaba mucho como jugador, entrenador y persona. Le homenajearemos todos".

En el plano personal, el atacante se encuentra en unos de sus mejores momentos desde que llegó al Real Madrid. El pico de su producción crecía partido a partido hasta que una nueva lesión le frenó en seco a mediados de enero. "Estaba jugando bien hasta mi lesión, pero esto sucede en el fútbol. Ahora estoy más cómodo, hablo algo de español, y cuando más feliz eres, mejor estás. Espero seguir mejorando y ayudo al equipo", reconoció. Para él, su máximo rendimiento lo alcanza desde el centro del ataque, su posición preferida. "Me gusta jugar por el centro y moverme, y también por la derecha pero si no lo hago, no me importa jugar en la izquierda".

Más información