Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gameiro: “Le dije a mi madre que el Parque de los Príncipes gritaría mi nombre”

Con 28 goles esta temporada, el francés aspira a marcar el tanto que le dé al Sevilla ante el Liverpool su tercera Liga Europa consecutiva

Ampliar foto
Final Europa League: Gameiro posa en la ciudad deportiva del Sevilla. EL PAIS

Kevin Gameiro (Senlis, Francia; 1987) llama la atención por su poderosa constitución. “Soy chico, así que tengo que estar fuerte para pelear con los defensas”, afirma en un aceptable castellano, impregnado de algún que otro giro andaluz. Es el principal aval del Sevilla para la final de Basilea ante el Liverpool. Así lo demuestra su enorme temporada: 50 partidos y 28 goles.

Pregunta. ¿Cuándo supo usted que quería ser futbolista?

Respuesta. Desde muy pequeño. Siempre tuve el sueño de ser futbolista profesional y he trabajado mucho para conseguirlo. Cuando jugaba en el parque, en la calle, soñaba con llegar lejos y ser futbolista. A los cinco años me enrolé en un club y pude ir creciendo. Me formé en el Estrasburgo, donde me hice profesional y pude cumplir mi sueño.

P. Su familia es de origen portugués.

R. Sí, pero no conozco a nadie de mi familia en Portugal. Mi abuelo era portugués, pero no lo pude conocer. Murió cuando yo tenía un año.

P. ¿Cuál era su equipo de pequeño?

R. El PSG. Nací al lado de la capital. El París es mi club. Cuando iba al estadio le dije a mi madre que el Parque de los Príncipes gritaría mi nombre. Llegué a jugar en el PSG.

P. ¿Cuál era su jugador preferido?

R. Hombre, me impresionaba Ronaldo, como a casi todo el mundo. Me gustaba mucho Simone, pero yo tenía debilidad por Papin.

P. Usted se parece un poco a él por su fútbol.

R. Sí, me parezco. Soy un poco como Papin en el campo.

P. ¿Recuerda su primer gol como profesional?

R. Sin duda. Fue de cabeza, cuando estaba en el Estrasburgo y en un partido de la Copa de la UEFA ante el Estrella Roja de Belgrado. Empatamos a dos e hicimos los dos goles de cabeza.

P. ¿Está usted en el mejor momento de su carrera?

R. Sí. Mi temporada está siendo fantástica porque he metido 28 goles y he dado, además, siete pases de gol. De todas formas, esto es un deporte de equipo y sin mis compañeros no soy nada. Ellos me ayudan mucho a desarrollar mi juego porque un delantero, sin pase, no encuentra el gol. Este año, además, la salida de Bacca ha podido liberarme para tener un papel importante en el equipo. Pero repito, lo importante es el grupo.

P. ¿Ha encontrado en el Sevilla su lugar ideal para explotar como futbolista?

Estoy viviendo la mejor temporada de mi carrera y mi familia y yo somos felices en el Sevilla

R. A lo largo de mi vida he tenido momentos buenos y otros más delicados. Tuve que irme del equipo de mis amores para triunfar en el fútbol y el Sevilla me ha dado la posibilidad de ganar títulos y de mostrar todo mi fútbol. Estoy bien aquí, mi familia también. Es un lugar excelente para vivir y desarrollar su trabajo. El tiempo es excelente y la gente es apasionada viviendo el fútbol. Eso es muy importante para que un futbolista desarrolle su carrera.

P. ¿Cuáles son sus mejores amigos en el vestuario?

R. Kolo y Tremoulinas.

P. ¿Es verdad que el Sevilla es una gran familia?

R. Totalmente. Llevo más de tres años aquí y el ambiente en el grupo siempre es magnífico. Eso es importante porque en el Sevilla los jugadores van y vienen, pero se mantiene un buen ambiente. Hay unas bases que se respetan. El que viene se adapta y seguios adelante. Me gusta la filosofía del club, su crecimiento. También la afición que nos rodea, apasionada y muy vital.

P. Hablando de adaptación. ¿Se ha adaptado bien a Andalucía?

P. Bueno, aquí duermo la siesta, pero en Francia también lo hacía. A lo que no puedo acostumbrarme es a los horarios de las comidas. Aquí se come tardísimo, no puedo con eso. Eso sí, me gusta una barbaridad el jamón.

P. ¿Cuál es el gol más importante que ha marcado con el Sevilla?

R. El penalti de Turín que nos dio el triunfo ante el Benfica en 2014. Ahora espero que un gol mío, de jugada, nos dé ante el Liverpool la tercera Liga Europa seguida.

P. ¿Qué le dice el nombre del Liverpool?

R. Historia y afición. Será una final estupenda, muy caliente. Ellos no ganan un título europeo desde 2005 y nosotros llevamos dos seguidos. Creo que los dos hemos hecho una temporada parecida, con buenos resultados en Europa y más discretos en la Liga. Hemos visto muchos vídeos del Liverpool. Es algo habitual en el trabajo de nuestro entrenador, que vive el fútbol a tope. Emery desprende una energía impresionante y quiere que nos superemos constantemente.

P. ¿Soñaba con disputar una final europea con el Liverpool?

R. Soñaba con muchas cosas de joven. Luego, de profesional, ves que puedes alcanzar algunas, también que otras son más complicadas. Por ejemplo, cuando llegué al Sevilla no podía pensar en llegar a tres finales europeas seguidas, una con el Liverpool, un conjunto histórico. Ya le ganamos una al Benfica. Estamos preparados para afrontar este nuevo reto. Es una final sin favoritos, con dos equipos fuertes y preparados. A nosotros nos motiva mucho el hecho de lograr la tercera Liga Europa seguida, algo que nadie ha conseguido. Esta competición es especial para el Sevilla y los jugadores que hemos llegado lo hemos asimilado. Creo que no me puedo quejar de lo que he ido logrando en mi carrera.

P. ¿Vive el fútbol las 24 horas?

R. Antes sí, era casi una obsesión para mí. Pero desde hace un par de años he tenido hijos y he cambiado un poco. Cuando te haces mayor, no puedes pensar siempre en el fútbol. Lo vivo e intento ser muy profesional, aunque hay momentos que desconecto para estar con mi familia, que lo agradece.

P. En el PSG coincidió con Ibrahimovic.

R. Un gran futbolista. Ha hecho una temporada impresionante. Es un jugador especial, de enorme talento.

P. También en el PSG tuvo a Ancelotti y Blanc como entrenadores.

R. Con Blanc apenas estuve un mes. Con Ancelotti trabajé un año y medio. No jugué mucho con él, pero aprendí. Es un entrenador con recursos, de buen trato. Eso es importante porque esa etapa no fue fácil para mí.

P. ¿Qué es lo más bonito de su profesión?

R. Marcar goles.

P. Ha sido convocado como reserva con Francia para la Eurocopa.

R. No tengo nada que decir sobre el asunto de Francia. Me centro primero en las dos finales que tengo con el Sevilla y luego ya me centraré en la selección.

Más información