Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi renuncia a la selección argentina

El astro argentino dice que la Albiceleste “se terminó” para él después de perder cuatro finales

Messi, tras perder la final de la Copa América ante Chile. NICHOLAS KAMM AFP ATLAS

El astro argentino se ha rendido. Las cuatro finales perdidas por Lionel Messi vistiendo la camiseta celeste y blanca han sido demasiado para él. Después de volver a perder contra Chile, esta vez la final de la Copa América Centenario, anunció su dimisión en los pasillos del MetLife de Nueva Jersey. “Se terminó para mí la selección. No es para mí. Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba y no se dio”, expresó el futbolista, que acaba de cumplir 29 años. Poco antes había fallado un penalti en la tanda decisiva contra Chile, después de que los 90 minutos y la prórroga finalizaran sin goles. El error de Messi y el de Biglia supusieron la derrota de Argentina y la nueva victoria de Chile.

La renuncia de Messi, además, puede no ser la única."Probablemente Messi no sea el único que deje la selección. Hay varios jugadores que evaluamos no seguir", manifestó el Kun Agüero. "Estábamos todos jodidos. El que más jodido se va es Leo. Es la peor vez que lo vi en el vestuario", añadió el delantero del Manchester City, de 28 años. Mascherano, de 32, y después de 129 partidos internacionales (solo por detrás de Javier Zanetti) también está cerca de decir adiós.

Messi ha perdido con Argentina las finales de tres ediciones de la Copa América (2007, 2015 y 2016) y una del Mundial (2014). Y pese a ser el máximo goleador histórico (55 goles), ha dicho basta. La jornada había comenzado con rumores de renuncia, pero de Gerardo Martino. Ni el más pesimista pensaba que Lionel Messi y la Albiceleste tendrían su divorcio en Estados Unidos, aunque el portero Sergio Romero y su amigo Kun Agüero relativizaron los dichos del 10. “Lo dijo en caliente”, aseguró Romero. “Un penal no cambia las cosas”, agregó Agüero. “Es difícil hacer un análisis ahora. Es increíble pero no se da. Hoy nos pasó otra vez y otra vez en los penales. Son cuatro finales las que me toca perder, tres seguidas. La verdad que es una lástima pero tiene que ser así: no se da, lo intentamos y lo buscamos”, dijo Messi.

Su amigo Agüero intentó relativizar las palabras de La Pulga

“Es una tristeza grande y encima me toca errar el penal a mí. Era importantísimo hacerlo para sacar diferencia”, se lamentó Messi, y argumentó su renuncia diciendo que “es por el bien de todos. Primero por mí y después por todos. Hay mucha gente que desea esto porque no se conforma con llegar a las finales y no ganarlas y nosotros tampoco nos conformamos”. “Ya lo intenté mucho. Nadie más que yo quiso salir campeón con Argentina y me voy sin poder conseguirlo”, finalizó el astro.

Quien no renunció fue el Tata Martino, pese a otra decepción. "Lo único que cuenta es el resultado final”, asumió el exentrenador culé, “La ilusión por ganar era muy grande y nos vamos con las manos vacías; lo único que hay que hacer es salir adelante”. Al sentimiento por la tercera derrota consecutiva Martino lo llamó “decepción”. Al mismo tiempo, en Buenos Aires, la afición usaba palabras más duras: “fracaso”, “perdedores” o, directamente, “que ni vuelvan”. Con las palabras justas y sin excederse en las respuestas, el Tata defendió a sus dirigidos: “Los jugadores lo han hecho bien, no tienen demasiado para reprocharse”. “Tenemos dignidad, lo hacemos honestamente y entonces seguimos adelante”, se enorgulleció.

A la hora de analizar el partido, Martino dijo que “hay situaciones que se pueden explicar desde lo futbolístico y otras, si se quiere, desde la fortuna. Respecto al partido de hoy creo que Argentina debió haberlo ganado en 90 minutos y también en el alargue y no lo pudimos ganar. A partir de ahí, ellos saben que el fútbol tiene este tipo de situaciones y que deben seguir adelante porque lo hacen con mucha dignidad; porque la próxima vez, cuando se tengan que volver a encontrar, hay que venir y hacerlo. (Los jugadores) representan a la Selección, tienen orgullo por vestir esta camiseta y a partir de ahí empiezan a sacar las ganas para renovar las expectativas”.

Más información