Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Red Bull prepara su revancha

El equipo energético, que ya está por delante de Ferrari en la tabla, se rearma con vistas a 2017 con Newey a la cabeza

Los mecánicos de Red Bull en un pit stop. EFE

Fernando Alonso amenaza con dejar la Fórmula 1 si los cambios previstos en el reglamento del año que viene no le convencen. Adrian Newey, el ingeniero más reputado de las últimas décadas, considera que esa nueva normativa que entrará en escena es el aliciente que necesitaba para volver a dedicarle la mayor parte de su dedicación a la disciplina que le ha convertido en genio y en miembro de la Orden del Imperio Británico (2012). Y Red Bull lo celebra por todo lo alto, consciente como es de la ventaja que supone contar con el técnico a tiempo completo. Newey es quien afiló la bala con la que Sebastian Vettel logró sus cuatro coronas de carrerilla entre 2010 y 2013, antes de que Mercedes pillara a trasmano a unos y otros cuando la tecnología híbrida irrumpió en 2014.

MÁS INFORMACIÓN

Ahora, la tropa del búfalo rojo prepara su revancha y se frota las manos, lo mismo que ocurre con los aficionados, que están hartos de los paseos de la marca alemana. Newey y su grupo llevan tiempo dibujando el monoplaza de 2017, que aerodinámicamente será bastante distinto del actual (más ancho y con más carga aerodinámica, entre otras cosas) y que teóricamente debería dar mucho más juego que el actual. Eso es lo que atrapa al ingeniero de Stratford-upon-Avon, que últimamente había estado enfrascado en otros proyectos alejados de la F-1.

En la primera jornada de ensayos en Spa, los dos Red Bull fueron los más rápidos, con Max Verstappen por delante de Daniel Ricciardo. Tanto Nico Rosberg (sexto) como Lewis Hamilton (13º) terminaron a más de un segundo de ellos, una diferencia que seguramente desaparecerá ya en el tercer ensayo libre. “Comenzamos muy bien, aunque estoy seguro de que los Mercedes volverán y serán competitivos. No sé exactamente dónde están, pero estamos cerca”, dijo Verstappen.

A la espera de que la cronometrada termine de poner las cosas en su sitio, el salto de calidad que ha dado la escudería de Milton Keynes es evidente y directamente proporcional al estancamiento que parece atenazar a Ferrari. En la última parada del calendario antes de las vacaciones (Alemania), Red Bull superó al fabricante italiano en la tabla reservada a los constructores, por más que Mercedes todavía esté muy lejos.

“La influencia de Adrian estará muy presente en el prototipo del año que viene. Creo que está disfrutando del desafío que tiene delante”, asegura Christian Horner, director de Red Bull. “Haber superado a Ferrari significa, de entrada, varios millones de libras. Mantenerles detrás y tratar de reducir la ventaja con la que cuenta Mercedes deja bien claro lo complicada que será la segunda parte de la temporada”, conviene el ejecutivo. “Tenemos en marcha un programa de desarrollo muy agresivo, tanto con este coche como con el de 2017”, advierte el británico.

Más información