Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Enrique: “Este club está acostumbrado a vivir estas situaciones”

El entrenador del Barça asegura que sus jugadores saben lidiar con “cosas ajenas al fútbol”

FOTO: Luis Enrique, en el entrenamiento del Barcelona. / VÍDEO: Caso Neymar.

En los últimos tres años el Barcelona ha vivido un atolladero judicial. Desde jugadores hasta directivos han pasado por la silla de los acusados. El club fue sancionado por irregularidades en la inscripción de menores de 18 años; la directiva tiene una cruzada con la UEFA por las esteladas que porta la afición en los partidos de Champions; Javier Mascherano, Lionel Messi y Adriano han sido condenados por delitos fiscales; el presidente, Josep Maria Bartomeu, y su antecesor en el cargo, Sandro Rosell, han sido procesados por delitos de corrupción entre particulares y estafa derivados de los contratos del fichaje de Neymar; y hasta el delantero brasileño declaró en condición de investigado por su fichaje con el Barça en 2013. Sin embargo, y a pesar de las revueltas en los tribunales, el vestuario azulgrana parece inmune al entorno, solo obsesionado con la idea de jugar a la pelota.

En el mismo periodo en que los directivos y futbolistas desfilaban por los juzgados, el equipo azulgrana conquistó nueve títulos; ocho de los 10 posibles desde que Luis Enrique se hizo cargo de vestuario en el verano de 2014. “No diría que hay jugador, sino que hay un club que está acostumbrado a vivir este tipo de situaciones y es el Barcelona. Desde los futbolistas hasta su entrenador, estamos habituados a lidiar con cosas que no están relacionadas con el fútbol”, respondió ayer, tajante, el técnico de Barça cuando fue consultado por el estado anímico del delantero brasileño, tras la reapertura del caso Neymar.

El problema puede inquietar más al club que al jugador. “Ney está perfecto. De cero a un millón esta situación le afecta en un 0,00001 %. No tiene nada que ver con el fútbol y se resolverá cuando se tenga que resolver”, argumentó Luis Enrique, después de que el brasileño declarara como investigado, en febrero y en Madrid. Pero ahora, con la reapertura del caso, pueden volver a emerger los interrogantes sobre el futuro del 11. “Sin tranquilidad tributaria, no nos quedaremos en España”, advirtió Neymar padre, el pasado noviembre. El delantero paulista renovó en julio hasta 2021 e insiste en que su sueño es jugar en el Barça, a pesar de las ofertas, especialmente alta la del PSG. Mientras, Bartomeu achaca el problema a un ataque “político y deportivo”. “A ciertos poderes del Estado no les ha gustado que viniera Neymar”, dijo el presidente en 2015. Pero la plantilla de Luis Enrique solo piensa en el fútbol.

Más información