Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un gol de Silvio Romero vuelve a salvar al América

El delantero argentino sale del banquillo de suplentes para conseguir el empate contra Atlas

Romero celebra su anotación contra los rojinegros EFE

Minuto 78 y el Club América pierde 1-0 contra Atlas. Ricardo La Volpe, el estratega americanista, voltea al banco de suplentes y ve a su hombre más letal del torneo, el argentino Silvio Romero, quien había anotado siete goles en la liga. Era su única y fuerte opción. Ingresó a la cancha y su equipo empezó a ser más agresivo. Le bastó un remate para conseguir emparejar el marcador 1-1 y lucirse en el partido.

Silvio Romero (Córdoba, 1988) se convirtió en el mejor fichaje de América para este torneo. Llegó con la convicción de ser el relevo de su compatriota Darío Benedetto, quien regresó a casa para jugar con el Boca Juniors. Tenía que llenar y superar el puesto de centro delantero. Tardó 45 minutos para convertir su primer gol con la camiseta del América, frente al Chiapas, el equipo que lo trajo al fútbol mexicano a inicios de 2015.

La semana pasada, Romero convirtió su séptimo gol de penal. Eso le daba créditos para ser el titular esta noche contra Atlas. Pero La Volpe lo mandó con los suplentes. El América recibió el gol de Edson Rivera al minuto 41 del primer tiempo, en la segunda parte las águilas se empezaron a reponer, aunque les hacía falta su goleador. Oribe Peralta, el delantero estrella, no podía marcar ni superar al guardameta rojinegro, Óscar Ustari.

Hasta que al minuto 84 el ecuatoriano Renato Ibarra mandó un centro desde la derecha directo para un Silvio Romero preparado para inclinarse y chutar sin que el balón botara. La trayectoria del balón se incrustó en la portería para el empate 1-1. Salvó el trabajo de sus compañeros y, por lo menos, les dio un punto que los apuntaló a su décima liguilla de manera consecutiva.

Pero no fue la primera vez que Romero salva al América. En la octava fecha de la liga mexicana, las águilas se medían contra el Cruz Azul, en uno de los derbis de la Ciudad de México. Esa vez el equipo celeste se fue al medio tiempo con una ventaja de 3-0. En la parte complementaria, el América se empezó a acercar con goles de Oribe Peralta y Silvio Romero: 3-2. Al minuto 90, llegó el empate 3-3 a través de Pablo Aguilar. Un minuto después se presentó la dupla Ibarra-Romero: un centro desde la derecha en la que llegó el argentino para darle la victoria a los suyos.

Romero, canterano del Instituto de Córdoba y figura en el Lanús, ha llegado a ocho goles. Es el mejor delantero de su club, con cuatro tantos más que Peralta. La siguiente semana tendrá otra prueba, el Pachuca, en lo que será la última fecha de la liga. Aunque se deberá guardar sus goles en los últimos minutos para la liguilla, en busca de darle una alegría a sus aficionados. 

Más información