Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valentino Rossi: “Ha sido una motivación tener un compañero como Jorge”

El piloto italiano reconoce el trabajo de su ya excompañero, al que despidió tras la carrera

Ver fotogalería
Lorenzo y Rossi, tras la carrera en Cheste. Milagro

“Es un día muy emotivo. Confiaba en ganar. Y lo he logrado”, se arrancaba Jorge Lorenzo nada más bajarse de la moto. “Creía que podía abrir esta distancia, aunque cuando he visto que Marc se ha puesto segundo me he temido lo que ha pasado, que se acercara como lo ha hecho, sabía que iba a atacar. Por suerte, he podido mantener la ventaja que tenía. Vamos a celebrarlo a lo grande”, añadió. Ya se había emocionado al entrar al box antes de la carrera. Era un día de despedidas. No es el único que deja el equipo. “He visto a algunas personas emocionadas. Y he soltado alguna lágrima, aunque no se ha visto porque llevaba las gafas de sol”, confesó. Luego vino la victoria, magnánima, de esas que a él le gustan, dominando los tiempos, controlando la trazada perfecta.

Siempre nos lo hemos jugado todo hasta la última carrera"

“Era muy importante irse con el mejor recuerdo y darle a Yamaha un buen regalo, ya que no hemos podido luchar por el campeonato. Es perfecto irse con esta carrera en el recuerdo”, añadió. Además, se marcha satisfecho por el balance de estos nueve años y su rivalidad con Rossi, su eterno compañero de equipo. “Para mí es muy importante haber conseguido mejores resultado que Valentino con la misma moto, porque es un piloto de domingos, que encuentra la motivación debajo de las piedras, para muchos es el mejor de la historia; y es, sin duda, de los mejores de la historia”.

Su relación, que nunca fue buena, se enturbió todavía más el último curso, pero eso no fue óbice para que en su despedida Lorenzo también le ofreciera la mano. Al terminar la jornada el mallorquín, de vuelta al box, fue recibido con una gran ovación. Devolvió todo ese cariño con un abrazo. Saludó uno por uno a todo el personal del equipo. Obviamente agradeció el trabajo a todos sus mecánicos y su gente más cercana, pero también cruzó al otro lado del garaje, saludó a los mecánicos del 46 y se despidió también de Rossi. “Ha sido una gran motivación tener un compañero de equipo como Jorge. Siempre nos lo hemos jugado todo hasta la última carrera”, dijo el italiano.

Más información