Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dall’Igna: “Jorge Lorenzo tendrá que hacer cambios en su pilotaje”

El ingeniero jefe de Ducati asume que aunque deberán mejorar el paso por curva la adaptación del español a la moto exige cooperación de ambas partes

Ampliar foto
Iannone, con Dall'Igna en brazos, y todo el equipo Ducati. EFE

Queda poco para salir de dudas. Para saber si seguirá siendo igual de competitivo pese a cambiar la montura con la que ha logrado tres títulos mundiales. La primera prueba de Jorge Lorenzo con una Ducati, aunque ni mucho menos será la Desmosedici con la que compita por vez primera en la carrera inaugural de la temporada, en Qatar, será este martes en el circuito de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo. Y aunque, por contrato (seguirá vinculado a Yamaha hasta el 31 de diciembre), no podrá hablar de sus sensaciones, los tiempos dirán muchas cosas.

“He ido rápido con una 125cc de calle, con una Honda, una Derbi, en 125cc y en 250, y con la Yamaha desde el primer día. El que va rápido, va rápido. Es verdad que ha habido algún caso, como con la Ducati antigua, con la que solo Stoner podía ganar carreras y títulos; ni un piloto como Rossi pudo ganar con ella. Pero, normalmente, cuando un piloto va rápido lo hace con todas las motos”, se defiende Lorenzo, que se despidió el domingo de la fábrica japonesa con una victoria marca de la casa: dominando la prueba de principio a fin, desde la pole hasta la meta.

“El mito de que Lorenzo solo puede ir rápido con la Yamaha viene de alguien que o no ha seguido mi carrera o no recuerda mi trayectoria con otras motos”, apunta él, que se ha caracterizado durante su etapa en MotoGP por ser un piloto de estilo fino. La Ducati, sin embargo, ha obligado históricamente a un pilotaje más agresivo. “También fue un piloto agresivo, y no solo en los adelantamientos, lo era en 250cc, pero la gente tiene poca memoria”, dice antes de subirse a su nueva moto. Y de ese recuerdo quiere que tire el ingeniero jefe de Ducati, Gigi Dall’Igna, en esta etapa que se inicia este 15 mes de noviembre en Valencia.

La pieza que necesita mayor evolución de la moto es el chasis y el área en la que más hay que mejorar es esa en la que Lorenzo ha destacado más los últimos años: el paso por curva. “Lo que más nos cuesta es hacer girar la moto en mitad de la curva; tenemos alguna idea, pero habrá que ver si funciona”, reconoció el ingeniero italiano, líder del proyecto de la fábrica de Borgo Panigale y artífice de la gran evolución de la moto los últimos dos años.

Así pues, ¿tendrá que adaptarse la moto al piloto o al revés? “Lo más inteligente será que encontremos el compromiso justo. Jorge tendrá que entender que esta es una moto distinta de la que ha llevado los últimos nueve años. Lo primero que tendrá que hacer es entenderla, y luego tratar de sacarle el máximo rendimiento. Probablemente, tendrá que hacer algún cambio en su pilotaje. Pero, nosotros también pondremos de nuestra parte para adaptar la moto a su estilo. Esto es una cooperación”, aseveró.

Este martes arranca la pretemporada del 2017 y lo hace con muchos cambios, caras nuevas y grandes alicientes.

Más información