Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rins sufre un aplastamiento de dos vértebras torácicas tras el accidente en Cheste

El piloto español se cayó en su segundo día como piloto de MotoGP y a lomos de la Suzuki en una zona desprotegida

Ampliar foto
Rins, el viernes del GP de Valencia, en su último gran premio de Moto2. EFE

Era solo su segundo día como piloto de MotoGP. Álex Rins había dado solo cinco vueltas con la Suzuki. Estaba intentando adaptarse a su nueva moto, a toda esa potencia, al poder de la frenada, cuando se cayó, deslizó a gran velocidad por la gravilla de la escapatoria de la curva 12 del Ricardo Tormo, y acabó impactando no se sabe muy bien dónde, pues en la siguiente imagen que se vio de su accidente se le observa intentando ponerse en pie, sin éxito, y caer de rodillas por el fuerte dolor tras el testarazo.

Aunque todavía no se dispone del informe oficial, según el primer diagnóstico proporcionado por los médicos que le atendieron en el Hospital Nou d’Octubre, en Valencia, el deportista sufre un aplastamiento de las vértebras torácicas T8 y T12, aunque no está afectada la espina dorsal y ha tenido movilidad en las extremidades en todo momento; tampoco hay fracturas. Rins deberá pasar la noche de este miércoles ingresado en el centro y será trasladado a Barcelona al día siguiente, en ambulancia, pues no puede hacer ese trayecto ni hoy (como hubiera hecho en circunstancias normales) ni mañana en su coche particular. “Va a necesitar mucho descanso”, concedían desde el departamento de prensa del equipo japonés.

Se calcula que Rins, de 20 años, estará en torno a un mes de baja, de modo que se perderá los próximos entrenamientos de pretemporada, la semana que viene en Jerez. “Quizá llegue a los primeros tests del año, que se celebran en Sepang”, apuntaban desde Suzuki. Mientras tanto, en el desarrollo de la moto trabajarán el piloto probador, Tsuda, y el otro piloto oficial, Iannone, que se cayó apenas unos minutos después que Rins en el mismo punto que aquel, aunque con mejor suerte.

Las caídas de los dos pilotos de Suzuki descubrieron un punto negro en el circuito de Cheste. En esa curva 12, una horquilla a la que se llega a gran velocidad después de una corta recta, no había protecciones hinchables, las llamadas air fence que absorben los golpes y protegen al piloto de posibles lesiones en un hipotético impacto cuando recorren toda una escapatoria, como le pasó a Rins. Los pilotos, de hecho, se quejaron de esa curva en la Comisión de Seguridad del pasado fin de semana, pero aun así se compitió con la única protección de la pila de neumáticos contra la que se golpeó el martes Sam Lowes y que, le impidió salir a la pista durante toda la jornada del miércoles por los fuertes dolores.

Tras el accidente de Iannone, además, Dirección de Carrera suspendió la sesión con bandera roja para inspeccionar la pista. Y no se volvió a abrir el pit lane ni se retomaron los entrenamientos hasta que se colocaron tres bloques de protecciones blandas en la zona de los impactos.

Viñales vuelve a liderar la tabla de tiempos

Viñales, en el box de Yamaha, durante los tests de este miércoles. EFE

N. T., Cheste

Solo la rápida adaptación de Lorenzo a la Ducati y sus sorprendentes tiempos en la primera jornada de entrenamientos en estos tests de invierno, considerados la primera prueba de lo que será el 2017, le restó un poco de protagonismo a Viñales, excelso sobre su Yamaha, tan brillante su acoplamiento a un nuevo equipo, aunque más esperada su evolución. Este miércoles, un día más, el catalán volvió a liderar la tabla de tiempos después de toda una jornada de pruebas: 1m, 29’975s, tan solo medio segundo más lento que la pole que firmó Lorenzo el pasado sábado durante el gran premio de la Comunitat Valenciana sobre un asfalto con algo más de temperatura.

A poco menos de dos décimas de Viñales se quedó Márquez, que sigue tratando de mejorar la aceleración de su Honda con el nuevo motor, adaptando a este la electrónica y aplicando cambios sustanciales en las geometrías de la moto. En tercer lugar, Dovizioso, a menos de medio segundo, para dar buena cuenta de que la Ducati que llevará Lorenzo (se quedó a siete décimas, octavo, justo por debajo de Rossi) es más que competitiva. Y en cuarto, Iannone, a seis décimas, lo que confirma, como se preveía, que el 2017 será un año de máxima competitividad y con cuatro marcas y muchos pilotos dispuestos a pelear por la victoria cada domingo.

Más información