Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CSD

José Ramón Lete, nuevo secretario de Estado de Deportes

El Consejo de Ministros ha anunciado que el exbaloncestista reemplazará a Miguel Cardenal al mando del CSD

Lete (i), junto a Pilar Rojo, Núnez Feijóo y Xosé Crespo, en 2010.
Lete (i), junto a Pilar Rojo, Núnez Feijóo y Xosé Crespo, en 2010.

Este jueves cesó como responsable de la parcela deportiva en la Xunta de Galicia y hoy el Consejo de Ministros nombró a José Ramón Lete Lasa (San Sebastián, 1957) como presidente del Consejo Superior de Deportes, responsabilidad a la que llega tras la marcha de Miguel Cardenal y que tiene rango de secretario de Estado.

Lete Lasa, una de las personas del círculo de confianza de Mariano Rajoy, es un ex jugador de baloncesto que desarrolló una estimable carrera en la máxima categoría en los años ochenta. Jugó en Estudiantes y CAI Zaragoza antes de llegar a Galicia, donde defendió las camisetas de Breogán, Obradoiro y Bosco de Vigo y se afincó para comenzar una carrera profesional en la Administración pública. Pasó por varios cargos de gestión en áreas como sanidad, educación y cooperación internacional antes de asumir el cargo de director general para el Deporte durante la última legislatura de Manuel Fraga en la Xunta. Tras perder el Partido Popular la mayoría en Galicia, Lete encontró acomodo en la Comunidad de Madrid como subdirector general de promoción deportiva a las órdenes de Santiago Fisas y tras dos años dio el salto a la dirección general de deportes promocionado por Alberto López Viejo, entonces consejero de Cultura y Deportes en el ejecutivo que dirigía Esperanza Aguirre.

López Viejo dejó su puesto en febrero de 2009, destituido tras el clamor generado por su implicación en el caso Gürtel y una trama de corrupción que le llevó a ser imputado tres meses después. Entre medias, a finales de marzo de 2009, Lete dejó su puesto. El Partido Popular, con Alberto Núñez Feijoo al frente, había recuperado la mayoría absoluta y con ella la oportunidad de restituir en el puesto a su último responsable de deportes, que regresó en calidad de secretario general con dependencia orgánica de la presidencia de la Xunta. “Los imputados son los que son y ellos sabrán si hicieron lo que dicen los papeles, pero yo no tengo nada que ver. Estoy muy tranquilo con la gestión realizada”, explicó al poco de regresar a Galicia. Cuando se reveló que durante su estancia en Madrid había firmado contratos con una empresa de la trama Gürtel defendió que se trataba de “un mero trámite” y que se limitó a dar el visto bueno a facturas que pagaban servicios contratados por sus superiores con el visto bueno del interventor.

Con todo, su nombre y apellidos no dejaron de sonar cada vez que en Madrid soplaban vientos de cambios. Así ocurrió cuando Miguel Cardenal fue la opción elegida en enero de 2012 tras la llegada de Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno, primero con José Ignacio Wert como inmediato superior, luego con Íñigo Méndez de Vigo. Ahora Nuñez Feijoo, que le despidió con pesar. “Lamento su pérdida porque es un excelente directivo y espero que acierte en el próximo lugar donde el destino le coloque”, explica el presidente de la Xunta.

Más información