Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boca ya no echa de menos a Fernando Gago

Tras 7 meses fuera, el medio regresa ante San Lorenzo y es la figura del partido

Gago pelea una pelota contra Blandi en la victoria de Boca. Ampliar foto
Gago pelea una pelota contra Blandi en la victoria de Boca. AFP

Era un misterio que pudiera pasar luego de más de 7 meses y con una saga de lesiones que lo han marginado no sólo de Boca sino también de la selección nacional, donde supo ser uno de los hombres más importantes del mediocampo para Sabella y también para Martino; por lo menos, hasta que aparecieron Banega y Biglia. En suma, la vuelta era en campo ajeno y ante un rival de peso. Nada de eso pareció importarle a Fernando Gago, uno de los ídolos xeneizes, que volvió para que su equipo gane en una cancha en la que no lo hacía desde 2012 y fue una de las grandes figuras del partido.

El entrenador Guillermo Barros Schelotto esperó hasta último momento para confirmar el regreso de Gago al equipo titular, luego de que haya participado en algunos partidos de reserva y tras participar en el ejercicio táctico desarrollado en Casa Amarilla este sábado. “Puede ir al banco. O puede jugar también”, expresó el entrenador auriazul el viernes. Gago se volvió a lesionar el pasado 24 de abril, en el partido que Boca y River jugaron en La Bombonera, en otra edición del Superclásico y que empataron 0 a 0. El volante salió en el primer tiempo, causando gran preocupación en el cuerpo técnico. El diagnóstico del médico fue terminante: el exMadrid se había roto por segunda vez el tendón de Aquiles de su pierna izquierda.

Durante su ausencia Boca lo ha sufrido, al menos a la hora de armar el equipo. Su puesto fue cubierto en la mayoría de los partidos por Pablo Pérez y Rodrigo Betancur pero ninguno ha podido suplir al internacional ni en el juego, ni en el liderazgo. Gago, por su parte, intensificó sus trabajos de kinesiología para volver cuanto antes. Obtuvo el alta médica hace un mes y saltó al campo en forma gradual. El medio de 30 años formó parte de los encuentros del equipo alternativo ante Sarmiento de Junín y Temperley. Luego, participó del amistoso que Boca le ganó a Sevilla (4-3) en España. Y este domingo, ha vuelto a pararse en el mediocampo del equipo titular.

Gago ha cumplido con creces. Participó en la jugada del primer gol de Boca, donde Tevez conectó en forma exquisita con Benedetto, para que este defina en forma impecable, por encima de Torrico. Pero lo más importante que hizo el dorsal 5 fue hacerse dueño del mediocampo, marcando como un perro de presa a sus rivales, al punto que no dejó tocar la pelota a Ortigoza, el cerebro del cuervo en esa zona del campo; y aportó claridad en cada pase para que Boca no pierda tantas pelotas como en los partidos anteriores. Esos en los que Gago no estuvo.

Más información