Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo: “Las estadísticas no engañan...”

El portugués, elegido mejor jugador del torneo, dice que la gente muchas veces habla demasiado. El técnico del Kashima acusa al árbitro de poco valiente

Ver fotogalería
Cristiano Ronaldo besa el trofeo al mejor jugador del torneo. REUTERS

No fue su mejor partido y, sin embargo, Cristiano Ronaldo marcó un triplete que reactivó al Madrid en la final del Mundial de Clubes. Ni en Japón y ni contra un rival sobre el papel más que accesible, tuvieron los blancos una tarde tranquila. Abrieron el marcador en el minuto 8 y se dejaron ir. El portugués fue el que forzó la prórroga. Marcó de penalti el tanto del empate a dos. Anotó el 3-2 en el minuto 97 y terminó con los sueños del Kashima menos de seis minutos después. Fue elegido el mejor jugador del torneo.

La celebración de la plantilla fue más bien discreta, como si se hubiesen dejado todas las energías en el campo para remontar el enésimo partido que parecían tener controlado. Zidane fue repartiendo abrazos a sus jugadores (sobre todo a Benzema, Marcelo y Sergio Ramos) y los jugadores hicieron una gran piña en el centro del campo antes de acercarse a saludar a los aficionados y recibir el trofeo.

Ha sido un año inolvidable a nivel colectivo e individual. Si tengo que quedarme con uno de los cuatro títulos que he ganado, me quedo con la Eurocopa porque era la primera vez para Portugal y tiene un sabor especial. Es perfecto terminar el año así”, aseguró Cristiano, que afirmó a los micrófonos de TVE que hay veces que no puede dar todo lo que esperan de él. "Siempre se espera más de Cristiano, yo doy siempre lo mejor y cuando no lo doy es porque no puedo", aseguró.

Su 2016 ha terminado con 52 goles. Le preguntaron cómo había sido su temporada en el campo, es decir, cómo ha ido cambiando de posición para acercarse cada vez más al área.  También le preguntaron qué le contestaría a los que le critican y dicen que no es un jugador decisivo en las finales.

Tocado en el orgullo, pasó de responder a la primera pregunta y pasó directamente a la segunda. “Las estadísticas no engañan. Estoy contento, he hecho una temporada espectacular tanto con el Madrid como con la selección. La gente muchas veces habla demasiado, estoy acostumbrado. Yo demuestro mi calidad en el campo y no he me ha ido nada mal en los últimos 8 años. Quiero disfrutar del fútbol que es lo que más me gusta”, dijo.

"El árbitro no ha sido valiente"

Masatada Ishii, técnico del Kashima, criticó la actuación del colegiado. "Mis jugadores han sido valientes, el árbitro no". Le preguntaron a qué se refería (Sergio Ramos hizo una falta y el árbitro se había llevado ya la mano al bolsillo -hubiese sido la segunda amarilla-, pero finalmente no la sacó). "No quiero entrar en esto y decir más cosas, pero mis futbolistas se han quejado mucho", dijo.

"Corrían como motos"

Zidane, que parece haberse acostumbrado a sufrir, dice que pese a tener estudiado al rival, le sorprendió lo mucho que corrían. "Iban como motos", dijo. ¿"Si se disfruta más un título sufriendo así? Se disfruta siempre, sufrir, sabíamos que íbamos a sufrir. Sabíamos también que el Kashima podía hacer un partido así pero lo que han corrido y luchado un poco nos ha sorprendido", analizó el técnico, exhausto tras una semana, según dijo, de dormir poco y mal. El Madrid regresa a España esta misma noche y la plantilla tiene vacaciones hasta el día 26.

Más información