Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bolt pierde uno de sus nueve oros olímpicos

El COI descalifica al relevo jamaicano de Pekín 2008 por el dopaje de Nesta Carter

Los jamaicanos Usain Bolt, Michael Frater, Asafa Powell y Nesta Carter. EFE / VÍDEO: REUTERS-QUALITY

Usain Bolt seguirá siendo el mejor velocista olímpico de la historia pero en su palmarés ya no lucirá el triple triple (tres medallas de oro en tres Juegos consecutivos: 100m, 200m y relevo 4x100) que constituía su marca de fábrica.

El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció al mediodía del miércoles que el reanálisis de las muestras de Pekín 2008 había permitido detectar la sustancia prohibida metilhexaneamina en la orina de Nesta Carter, primer relevista del cuarteto jamaicano que ganó el relevo en los Juegos de Pekín 2008, del que formaba parte Bolt. Una de las consecuencias del positivo de Carter es la descalificación de todo el equipo. La medalla de oro deberá pasar al segundo clasificado, el equipo de Trinidad y Tobago. La metilhexaneamina es el mismo estimulante por el que fue descalificada de Pekín 2008 la vallista española Josephine Onyia, suspendida a perpetuidad tras un tercer positivo en 2015.

En junio pasado, cuando se hizo público el positivo de Carter sancionado ahora, Bolt ya anunció que no pondría pegas si le ordenaran devolver la medalla del relevo pekinés. “El positivo de Nesta es desolador, porque a lo largo de los años he trabajado muy duro para acumular medallas de oro y convertirme en el mejor, pero es una de las cosas que pueden pasar”, dijo. “Son cosas que pasan en la vida y contra las que no puedo hacer nada, así que cuando se confirme y descalifican el relevo, si tengo que devolver la medalla, la devolveré, no es ningún problema. No creo que mi condición de leyenda sufra por ello”.

Entrenado por Stephen Francis, Nesta Carter forma parte del grupo rival de Bolt en el sprint jamaicano, el liderado por Asafa Powell, ex plusmarquista mundial de los 100m (9,74s en 2007) suspendido seis meses en 2014 por un estimulante. Aunque Carter, de 31 años, llegó a correr los 100m en 9,78s (es uno de los únicos siete atletas que han bajado de 9,80s) su carrera individual no tuvo tanto brillo como la colectiva. Ha sido medallista de bronce en el Mundial de Moscú 2013 y de plata en pista cubierta en 2012, pero sobre todo es conocido como miembro, junto a Bolt, Powell y Michael Frater, con el añadido posterior de Yohan Blake, del mejor relevo de la historia. Aparte del oro perdido de Pekín, Carter, siempre responsable de la primera curva, mantiene el oro olímpico de Londres 2012 así como el de los Mundiales de 2011, 2013 y 2015. Carter no participó en el relevo de Río 2016 que supuso entonces la novena medalla de oro de Bolt. Todos los atletas que han descendido de 9,79s han dado positivo, salvo Bolt, que mantiene desde 2009 su récord del mundo en 9,58s. Junto a Carter y Powell, su compatriota Blake (9,69s) y los norteamericanos Tyson Gay (9,69s) y Justin Gatlin (9,74s) han cumplido sanciones por dopaje.

En el mismo comunicado que privaba a Bolt de su registro perfecto, de su matrícula de honor olímpica, el COI informaba también del dopaje por el anabolizante oral turinabol de la saltadora rusa Tatiana Lebedeva, quien, tras su positivo en el reanálisis de su muestra de orina de Pekín 2008, pierde las medallas de plata que consiguió tanto en salto de longitud como en triple salto. Lebedeva, de 40 años, es una de las saltadoras más grandes de la historia. Campeona olímpica en Atenas 2004 y triple campeona mundial, la rusa es la plusmarquista mundial de triple salto en pista cubierta desde 2004 (15,36m) y posee la tercera mejor marca de la historia al aire libre (15,34). En longitud, su mejor marca es 7,33m, la octava mejor de la historia.

Con los dos últimos dopajes anunciados, el total de positivos encontrados en los reanálisis de muestras de Pekín 2008 y de Londres 2012, y sancionados por el COI, asciende a 98, 61 en Pekín y 37 en Londres.

Más información