Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El drama de Ivanchuk

El ucranio pierde una partida ganada porque se hace un lío con el reloj y la anotación de jugadas

Vasili Ivanchuk vive en su propio planeta, exclusivo para genios, del que no tiene más remedio que salir para actividades esenciales pero banales para él: comer, cumplir con las normas, apuntar sus jugadas… Ello explica que ayer perdiese por tiempo una posición ganadora ante el israelí Ori Kobo porque se olvidó de anotar un movimiento y además se hizo un lío con un modelo de reloj nuevo para él. Fue la mayor de muchas sorpresas en la 2ª ronda del Festival Tradewise de Gibraltar.

Ampliar foto
Vasili Ivanchuk, ayer, pocos minutos después de perder por tiempo

 

“Ha sido un momento muy triste para mí”, comentaba el árbitro español Jesús García Valer. “He tenido que confirmarle que había perdido por tiempo. En su planilla, había dejado en blanco la jugada 24, y por eso creía que ya había pasado el control de la 40. Además, al ver que el reloj le añadía tiempo, ha deducido que ya había pasado el control, pero he tenido que explicarle que eso no es así; estos relojes añaden automáticamente el tiempo cuando se agota el anterior, no cuando se realiza la jugada 40”.

Ivanchuk había preguntado precisamente por ese último punto el día anterior, un minuto antes de la primera ronda, cuando el árbitro principal, Laurent Freyd, saludó a los participantes y pidió que le planteasen en ese momento cualquier duda que tuvieran. Pero ya no lo recordaba, o no entendió bien: “No estoy acostumbrado a este reloj, y me hago un lío con él”, explicó al director del torneo, Stuart Conquest, unos minutos después del disgusto.

El genial ucranio, que cumplirá 48 años el 18 de marzo, es uno de los cuatro mayores de 45 -junto a Anand, Adams y Guélfand- que aún están entre los 50 mejores del mundo. Hace un mes produjo una sorpresa enorme al proclamarse campeón del mundo de Rápidas en Doha (Catar), por mejor desempate que Carlsen y Grischuk. Paradójicamente, Ivanchuk logró ese impresionante éxito cuando dedica gran parte de su tiempo a su nueva pasión por otro juego, las damas; por ejemplo, el pasado septiembre prefirió jugar un torneo internacional de damas en Austria que formar parte de la selección de su país en la Olimpiada de Ajedrez de Bakú (Azerbaiyán).

Es muy frecuente verlo abstraído por completo, en algún rincón del hotel o paseando por la cornisa cercana, entre el sonido de las gaviotas y la visión de los grandes barcos fondeados en el Estrecho de Gibraltar. Puede estar pensando en ajedrez, damas, problemas de matemáticas o en su esposa… hasta que la parte del cerebro que se encarga de las cuestiones básicas para sobrevivir le recuerda que debe regresar al planeta Tierra. En él invierte el tiempo más corto posible, porque donde él se siente como pez en el agua es en el de los genios.

Los favoritos tropiezan en masa

Fabiano Caruana, a la derecha, al comienzo de la partida que empató con el argentino Leandro Krysa

​L. G. Gibraltar

En pocos torneos abiertos de la historia habrá ocurrido algo similar: sólo cuatro de los diez primeros cabezas de serie han ganado las dos primeras partidas. Son el estadounidense Nakamura, quien necesitó cinco horas para doblegar al español Miguel Santos; el británico Michael Adams; el chino Yangyi Yu; y el ruso Nikita Vitiugov.

Los tropiezos sufridos por los otros seis incluyen el empate del número uno del torneo y número dos del mundo, el estadounidense Fabiano Caruana, con el argentino Leandro Krysa. Y el del 2º cabeza de serie, el francés Maxime Vachier-Lagrave, con el israelí Nitzan Steinberg.

Otros resbalones importantes son los de Péter Svídler, heptacampeón de Rusia, y el búlgaro Véselin Topálov, excampeón del mundo, que cedieron sendos empates al noruego Johan Salomon y al francés Jean-Noel Riff, respectivamente. Así como el del ruso Maxim Matlákov, 12º cabeza de serie, frente al español Pablo Almagro. Otro español, Pere Garriga (2.386 puntos Elo) hizo tablas con el sueco Erik Blomqvist (2.574). Y entre las abundantes sorpresas también destaca el empate de la sueca Pía Cramling (2.454) con el francés Laurent Fressinet (2.660).

El grupo de 37 jugadores con dos puntos incluye a los españoles David Antón y Pepe Cuenca, el venezolano Eduardo Iturrizaga y la campeona del mundo, Yifán Hou.

Leontxo García está contratado por los organizadores de Gibraltar para intervenir en vídeos de divulgación del torneo.

 

Más información