Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Luis Suárez: “Si queremos hacer historia, hay que remontar ante el PSG”

El delantero, en la presentación del libro ‘Relatos Solidarios’, afirma que el Barça está capacitado para revertir el batacazo

Ampliar foto
Luis Suárez, en la presentación de Relatos Solidarios. AFP

Después del día de descanso para digerir la expresiva derrota frente al PSG en la ida de los octavos de final de la Champions (4-0), Luis Suárez regresó esta mañana a los entrenamientos para luego acercarse a la central del Banc Sabadell, en plena Diagonal. El acto, que era la clausura del decimosegundo libro de los Relatos Solidarios del Deporte –donde participan numerosos y reconocidos periodistas-, sirvió para mostrar su lado más solidario y comprometido con los enfermos del PKU, alteración congénita del metabolismo que impide digerir una enzima necesaria para la formación de proteínas. Luis Suárez, padrino del libro como en años anteriores lo fueron Abidal, Villa, Piqué y Mascherano entre otros [el año que viene será el piloto Marc Márquez], quiso dar la cara como jugador del Barcelona, el primero en hacerlo tras el batacazo europeo. “No solo hay que asumir cuando se gana. Cuando se pierde también y no tengo nada que esconder”, reflexionó el delantero.

Así, después de entregar el cheque con el dinero recaudado (54.710 euros) por las ventas del libro, además de un cuadro del tridente y unas botas y una camiseta firmadas por él que se subastaron, aceptó las preguntas sin limitaciones. “Como cualquier derrota duele y más por perder así en octavos. Pero este equipo es uno de los principales a nivel mundial para poder revertir este tipo de situaciones”, se arrancó Suárez, que negó una reunión del vestuario especial para tratar el asunto. “Tenemos que confiar en nosotros mismos. Hemos hecho historia por lo que hemos ganado en los últimos años y si queremos hacer historia como equipo, hay que dar la vuelta una eliminatoria tan difícil. Es un lindo desafío que hay que afrontar”, señaló. Y persistió: “No podemos bajar los brazos y hay que seguir luchando. Dejaremos todo por esta camiseta. Estamos capacitados para hacerlo”.

Consciente de que la crítica ha sido dura por el mal encuentro en París –“no sorprende; estamos en el mejor equipo del mundo y la crítica siempre va a estar”, aceptó-, ofreció la receta para poder voltear la eliminatoria: “Lo primero que tenemos que hacer son goles. No tuvimos un buen partido y estamos obligados a marcar y a ganar ya desde el calentamiento”. Y remató: “Somos capaces de dar vuelta a la situación porque hay calidad y equipo suficiente. Con goles se puede cambiar el ánimo y necesitamos más que nunca a la afición”. Pero el Barça no ha cogido el tono en todo el curso, irregular como nunca desde que llegara Luis Enrique. “Hemos pasado por momentos de altibajos en lo que va de temporada y hay que conseguir esa línea de lo que fuimos en los dos últimos años”, explicó el 9 azulgrana.

Lo que no aceptó el delantero, sin embargo, fue que se señalara al técnico. “Los culpables somos todos. Hay que asumirlo a nivel grupal. Cuando ganamos, lo hacemos todos; y cuando perdemos, también”, expuso. Y agregó: “Hemos sabido disfrutar gracias al entrenador. Y ahora todos estamos sufriendo. Esto hay que sacarlo todos juntos hacia delante”. Pero se repitieron las preguntas sobre Luis Enrique… “¿Otra vez? ¡Qué venga él!”, dijo medio en broma medio en serio. Pero aguantó el tipo. “El entrenador es maduro y consciente de su situación. Así que sobre su renovación, él sabrá la decisión a tomar y la respetaremos siga o no siga. Llevamos tres años con él y muy a gusto. Claro que hay intercambio de opiniones, pero eso pasa en todos los equipos del mundo”.

No jugará la final de Copa

No son buenos días para el delantero, que supo de buena mañana que no se han aceptado las alegaciones del Barça por la segunda cartulina vista frente al Atlético en las semifinales de Copa. “La primera es una falta a mitad de campo… Bueno, son cosas del pasado”, resolvió, todavía molesto. Desde el club recurrirán al TAD, pero parece poco probable que prospere el recurso.

 

Más información