Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lucas Hernández, juicio por la mañana y Champions en Leverkusen por la tarde

El central volará en avión privado a Alemania el martes tras comparecer ante el juez por la pelea con su novia

Lucas Hernández lucha por el balón con Jonny Castro en un partido contra el Celta.
Lucas Hernández lucha por el balón con Jonny Castro en un partido contra el Celta. AFP

El viernes, en la previa del partido con el Sporting de Gijón, Diego Pablo Simeone ya dejó entrever que Lucas Hernández viajaría a Leverkusen pese a que el martes por la mañana tendrá que estar presente a las 11 de la mañana en el juicio abierto por la pelea que mantuvo con su novia hace un par de semanas. Simeone le ha incluido en la lista de convocados para el partido de ida de los octavos de final de la Champions y la intención del club es que el central viaje tras su comparecencia judicial en un avión privado, aunque aún no se descarta la opción de un vuelo comercial. El Atlético intentó retrasar la comparecencia del jugador, pero se encontró con la negativa del juez al aplazamiento.

Desde que saltó la noticia, y ante las lesiones de Godín y Giménez, Lucas disputó 41 minutos en el Camp Nou, en el partido de vuelta de las semifinales de Copa, y ha jugado completos los dos últimos partidos de Liga ante el Celta y el Sporting. De nuevo, su capacidad para aislarse y competir ha asombrado en el club. Ya lo hizo la temporada pasada en los cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Barcelona, cuando pese a ser un novato firmó dos partidos muy sobrios. Esta vez, el asunto era más peliagudo, aunque su evolución ha contribuido a calmarle.

En los primeros momentos, ante la dimensión mediática que alcanzó la riña y que fuera señalado como presunto autor de un delito de violencia de género, Lucas se vio desbordado por los acontecimientos. Pese a que la fiscalía pide siete meses de prisión para él y seis para su pareja por un delito de maltrato familiar, la decisión de la juez de Majadahonda, especializada en Violencia contra la Mujer, de inhibirse al no tratarse de un caso de violencia de género y trasladar el caso a los juzgados de lo penal alivió al central, que admitió la pelea con su pareja, pero que denunció que esta también le había agredido. Durante el proceso posterior a los hechos, según fuentes cercanas al caso, la pareja de Lucas habría tratado de llegar a un acuerdo económico para cerrar el asunto, pero la defensa del futbolista se negó a ello. La propuesta fue rechazada porque se habría interpretado que el jugador compraba el silencio de ella para zanjar el asunto.

Fuentes cercanas al futbolista aseguran que este se equivocó al no abandonar el chalé que compartían desde hace cinco meses para evitar el enfrentamiento, pero también que el suceso le servirá de enseñanza para el futuro. Durante estas semanas, el jugador se ha mostrado tranquilo y centrado en el fútbol. Se le ha recomendado que toque lo justo el teléfono móvil. En el partido de Gijón, Lucas fue uno de los mejores jugadores del Atlético. Tuvo un duelo complicado contra los 2,03 metros de Lacina Traoré del que salió airoso en muchos lances. Incluso una conducción que realizó saliendo desde atrás con la que rompió la presión del centro del campo fue jaleada por sus compañeros, en especial por Koke, que fue a chocarle la mano tras la acción.

La duda es si Simeone le hará jugar de titular u optará por Giménez. El técnico argentino querrá ver cómo llega mentalmente al partido tras el juicio y el viaje contrarreloj para llegar a tiempo al partido. Al menos, su presencia hará que el Atlético cuente con tres centrales en Alemania (Savic, Giménez, y el propio Lucas), una vez que Godín no ha viajado por lesión.

En la lista de convocados también ha entrado Jan Oblak, recuperado ya de la lesión de hombro. Ahí también está por ver si Simeone se atreverá a alienar tan pronto al meta esloveno en un choque tan decisivo.

Más información