Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla reacciona y apaga la fiesta del Betis

El equipo de Sampaoli fue muy superado en la primera etapa pero con los cambios del entrenador da vuelta el partido y alcanza, de momento, al Real Madrid

Betis Sevilla
LaLiga Santander Jornada 24

FINALIZADO

Once años después el Betis quería gritar fuerte en el Benito Villamarín. Llenos de coraje y amor propio, los de Víctor atropellaron al Sevilla de Sampaoli en la primera parte. Con más intensidad, creatividad ofensiva, frescura, posesión y mucha garra, el Betis se adelantó por 1 a 0 con un gol de saque de falta del lateral izquierdo Durmisi. Pero los de Sampaoli reaccionaron en la segunda mitad y se recuperaron de la mejor forma con los cambios del entrenador argentino para remontar y alcanzar, de momento, al Real Madrid.

Tras un par de minutos tensos al comienzo, síntomas de la euforia con la que se vive este partido en Sevilla, el equipo verdiblanco comenzó a manejar el balón con la aparición de su líder futbolístico Dani Ceballos detrás de Nasri y N´Zonzi. Con una plantilla cansada, Sampaoli alineó jugadores de buen pie, pero lo que le faltó en el medio del campo fue marca y lucha. Ceballos aprovechó para hacer fluir el juego del Betis, apuntalado por una flecha a su izquierda, Durmisi. El lateral izquierdo fue una de las figuras del partido y lastimó constantemente a los de Sampaoli con proyecciones a la espalda de Mercado. Desde allí, el Betis comenzó a atropellar a su rival y contó con las únicas ocasiones de peligro en la primera etapa. Adán no la había tocado.

El gol llegó tras una presión alta comandada por Petros, el alma del equipo para recuperar el balón. El mediocampista anticipó a N´Zonzi cerca de la medialuna del área de Rico y el jugador del Sevilla lo derribó. Falta, amarilla, Durmisi y gol del Betis. El balón se coló por el medio de la barrera tras una falla de Franco Vázquez que giró su cuerpo y miró para atrás sin lograr ver la trayectoria del balón. Rico no pudo verla y la pelota botó cerca de su palo izquierdo para el delirio del Villamarín.

Todo lo que el Betis había hecho bien en la primera parte lo hizo el Sevilla en la segunda. Impulsado por los cambios de un astuto Sampaoli, que metió a Iborra para ayudar a N´Zonzi, metió a Ben Yedder de 9, desplazó a Vitolo a la derecha para que con su presencia Durmisi tuviera más preocupaciones defensivas y a Jovetic a la izquierda, el Sevilla se lo llevó por delante. Dos balones parados con participación de Iborra, primero en un cabezazo que rechazó Adán y que empujó Mercado en la línea y después con un gol tras un remate de cabeza de N´Zonzi (en posición fuera de juego), le alcanzaron para derrotar a un paralizado Betis, nervioso por el sabor de una victoria que desea hace mucho tiempo.

Más información