Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Sainz: “Necesito un coche que me permita brillar”

El piloto español se siente optimista con el novedoso Toro Rosso que se presentó en Montmeló

Carlos Sainz Jr.  posa con el monoplaza de esta temporada.
Carlos Sainz Jr. posa con el monoplaza de esta temporada. Getty

Fue el último equipo en presentar su nuevo monoplaza, pero la impresión fue brillante. Carlos Sainz y Daniil Kvyat levantaron la lona y debajo apareció un coche azul con multitud de pegatinas y un diseño ecléctico que ha incorporado elementos de los coches más punteros, es decir Mercedes y Red Bull. “Tengo buenas sensaciones”, confesó ilusionado el piloto madrileño de 22 años. “Parece que hemos dado otro pasito adelante y tengo muchas ganas de mejorar mis resultados del año pasado. Pero para ello necesito un coche que me permita brillar”.

El aspecto del nuevo Toro Rosso (STR12) es impecable. Sin embargo, lo que puede convertirlo en un coche realmente competitivo son detalles como la resolución de la suspensión delantera, muy similar a Mercedes, que se engancha a la rueda a través de una extensión que beneficiará la geometría de la misma suspensión y la aerodinámica. También en la zona delantera destaca el morro alargado y el alerón bien trabajado que permitirá iniciar el recorrido de los flujos hacia la zona trasera y el difusor. Destaca asimismo una aleta sobre el pontón más larga que en otros vehículos.

“Aparentemente, estamos frente a un coche mejor que el del año pasado. Y muy distinto”, señala Sainz. “Es una temporada con muchos cambios reglamentarios y los expertos están asegurando que los tiempos mejorarán entre 3 y 5 segundos por vuelta, lo que supone cambiar de categoría. Esta diferencia es la que hay entre un GP2 y un World Series. Por tanto, afrontamos una F-1 mucho más rápida. Y cada vez que he subido de categoría me he sentido muy cómodo”.

Sin embargo, no todo depende de él. En la F-1, solo contar con un buen coche te permite ganar. “Está claro que quiero mejorar y que voy a ponerlo todo de mi parte para lograrlo. Mucho trabajo”, agrega Sainz, cuyo mejor resultado en las dos temporadas que lleva en la F-1 han sido los sextos puestos que logró el año pasado en España, EEUU y Brasil. “Pero necesito que el coche me acompañe en este recorrido, que tenga las prestaciones necesarias para optar a luchar por buenas posiciones y que te permita brillar”.

El STR12 tiene buena pinta. Es un coche trabajado a nivel aerodinámico, eso es evidente. Y esta vez cuenta con un motor Renault —el año pasado circulaban con un Ferrari de 2015— de última generación que ha sido renovado en un 90%. “Esperamos mucho de este nuevo propulsor”, confiesa Sainz. “Y nos han asegurado que tendremos el mismo motor que las escuderías punteras para la marca francesa, es decir Renault y Red Bull”.

Toro Rosso tuvo una temporada irregular el año pasado, acusando problemas aerodinámicos y mecánicos que frustraron varias carreras del piloto madrileño y de su compañero Kvyat. Los cambios reglamentarios, con nuevos neumáticos y más anchos, más distancia entre los ejes, alerones más grandes y más carga de combustible, suelen ayudar a limar diferencias. Red Bull, que se presentó por la mañana a través de las redes sociales, cree que está más cerca de Mercedes y que podrá competir con ellos. Sin embargo, empiezan a surgir voces que aseguran que la marca alemana ha dado un paso adelante muy grande. “Eso ya me preocupa”, cierra Sainz. “Porque nuestros competidores, Williams y Force India llevan motores Mercedes y ahí podrían sacarnos una ligera ventaja”.