Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tato Abadía y el yoga

En '¡Goool en Las Gaunas! ', Javier Triana recuerda el Logroñés del último cuarto del siglo XX

El Tato Abadía y el yoga

Hay equipos que, sin haber ganado títulos, han pasado a la historia más importante del deporte: la de la memoria de los aficionados. Uno de ellos es el Logroñés del último cuarto del siglo XX. Aquellos partidos con el césped casi convertido en barro, la mítica valla pegada al terreno de juego y los carruseles de las radios alertando de que había gol en Las Gaunas.

En ¡Goool en Las Gaunas! (Libros del K.O.) Javier Triana reconstruye aquellos años y, a medida que van pasando nombres, el lector activa el recuerdo de aquellos días: David Vidal, Marcos Eguizábal, Miguel Ángel Lotina, Anton Polster, Oleg Salenko, Lopetegui o el Tato Abadía, que es motivo de disfraz de algunas despedidas de soltero que, en la actualidad, se acercan por la capital riojana.

Un libro escrito con mucha gracia, que incorpora los puntos de vista de muchos de los protagonistas. Crónica de una época en la que los equipos que lograban un éxito paraban en los pueblos de su región para compartir la alegría, las plantillas te recibían con las típicas rimas fáciles, un jugador podía ejercer de capitán en un partido de Primera División porque era su cumpleaños e incluso alguien llegaba a invitar al Tato Abadía a probar el yoga. Aunque lo parezca, no fue hace tanto.