Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso y McLaren, a años luz de Mercedes y Ferrari

Honda no resuelve los problemas de motor y el español rueda de forma intermitente

Fernando Alonso en Montmeló. Getty

La situación comienza a ser peligrosa para la escudería McLaren. Lo que Eric Boullier lanza en sus conferencias de prensa no son precisamente rositas a sus colegas de equipo, los responsables de los motores Honda. Las cosas se complican día a día y en vez de llegar soluciones lo que se producen son mensajes cada vez más preocupantes porque la marca automovilística japonesa no encuentra el camino adecuado que dé estabilidad y fiabilidad a los monoplazas de Woking.

Fernando Alonso sufrió esta mañana, de nuevo, las consecuencias de este desequilibrio. Fuentes de Honda aseguraron que si hubo tantos parones durante la mañana “no fue por causa del motor”, sino de los cambios de piezas mecánicas y aerodinámicas que estaba realizando el equipo “que requieren también su tiempo”. La cuestión es que el doble campeón mundial español realizó su vuelta de instalación, se paró, volvió a salir, dio unas cuantas vueltas en tiempos ridículos y regresó al taller. Salió de nuevo una hora más tarde. Y rodó de forma intermitente, logrando completar 20 vueltas y marcando un tiempo de 1m 23,2s, un segundo más lento que el mejor tiempo de McLaren logrado ayer por Vandoorne, pero a años luz de Mercedes y Ferrari.

“Todavía no estamos en un punto crucial, pero necesitamos una respuesta urgente de Honda”, había señalado Boullier el martes por la noche. “No podemos perder más tiempo. Y tal como está yendo todo, sabemos que en las primeras carreras habrá que cambiar algún motor”. El contrato con Honda podría romperse, pero esta no es la filosofía de McLaren. “Eso no entra en nuestros planes, resolveremos juntos estos problemas”, agregó Boullier. A la escudería de Woking le costaría un dineral cambiar ahora de motorista –alrededor de 60 millones- y le supondría un reinicio de todo el proyecto actual. Imposible. Honda, por su parte, ha prescindido de su consejero de motores, Gilles Simon, un ingeniero que trabajó en los motores de Ferrari en la etapa de Michael Schumacher. En Montmeló, McLaren sigue viéndose obligado a rodar lento para evitar más problemas con la unidad de potencia, y poder trabajar al menos otros aspectos del coche.

Mientras todo eso ocurre, el resto de equipos van haciendo su trabajo. Valtteri Bottas, situó su Mercedes en primera posición de la jornada, con un tiempo de 1m 19,310s, que se convertía en el mejor de todos los días de entrenamientos en Barcelona, y que rebajaba en cuatro décimas el mejor crono de Mercedes. Por detrás se situaba Felipe Massa, a una décima, seguido de Verstappen (Red Bull), a 1,1s. Carlos Sainz, que tuvo pequeños problemas al principio del día, regresó a la ista y rodó con normalidad, marcando un tiempo de 1m 22,1s, lejos aún de lo que se espera de Toro Rosso. Hasta ahora, nadie ha mostrado todavía sus verdaderas cartas. Los tiempos seguirán bajando. Y Bottas ha mejorado ya en tres segundos la pole position de Hamilton el año pasado en este mismo circuito (1m 22,0s).

Más información