Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

Varapalo para los Spurs: una arritmia leve obliga a Aldridge a parar

El pívot se perdió nueve partidos con Portland cuando fue diagnosticado de su alteración cardíaca en 2007

Ampliar foto
Aldridge supera a Dieng en un Wolves-Spurs. USA Today Sports

LaMarcus Aldridge es baja por un periodo indefinido debido a una arritmia leve, según ha anunciado su equipo, San Antonio Spurs. El pívot de 31 años será sometido a nuevas pruebas y será entonces cuando se determine el tiempo que deberá permanecer fuera de las canchas.

Aldridge fue diagnosticado en abril de 2007, cuando jugaba en Portland su primera temporada en la NBA, con el síndrome Wolff-Parkinson-White, una anormalidad de preexcitación de los ventrículos del corazón que, aunque es poco frecuente, puede provocar una muerte súbita. Entonces se perdió nueve partidos. También se perdió el inicio de la temporada 2011-2012 cuando recayó.

La noticia causa una gran preocupación en el seno de los Spurs, por supuesto en primer lugar por lo que pueda afectar a la salud de Aldridge. También porque puede afectar de forma importante en el rendimiento del equipo. Aldridge promedia 17.3 puntos, 7.5 rebotes, 2 asistencias y 32.6 minutos en los 58 partidos que ha disputado esta temporada. Es el segundo máximo anotador del equipo tras Kawhi Leonard (26.2) y el segundo máximo reboteador tras Pau Gasol (7.8).

Ha sido All Star en cinco ocasiones, desde 2012 hasta 2016. Firmó un contrato en 2015 por cuatro temporadas con los Spurs y un total de 84 millones de dólares.

La plaga de lesiones en la NBA afecta a jugadores importantes de varios de los equipos que aspiran a ganar el anillo. Kevin Durant, de Golden State, estará de baja al menos hasta abril después de la lesión que se produjo en la tibia. Kevin Love, de Cleveland, fue sometido a una artroscopia en la rodilla izquierda a mediados de febrero y se estima que deberá estar seis semanas de baja. Bogut solo pudo estar 58 segundos en la cancha en su estreno como jugador de los Cavaliers porque se fracturó la tibia y no podrá jugar más esta temporada. Kyle Lowry, de Toronto, también está en la recta final de su recuperación tras haber sido operado de una muñeca.

Mate de Westbrook ante Utah.
Mate de Westbrook ante Utah. AP

El partido entre San Antonio y Golden State (107-85) se convirtió en un sucedáneo del que podrían disputar en las finales del Oeste. Las bajas fueron numerosas e importantes. Algunas fueron obligadas como las de Aldridge y Leonard, que sigue el protocolo de la NBA tras haber sufrido una contusión en la cabeza en el último, y Parker. Steve Kerr, el entrenador de Golden State, dio descanso a Curry, Klay Thompson, Draymond Green e Iguodala.

Los Spurs dominaron con autoridad de principio a fin. Mills fue su máximo exponente en ataque con 21 puntos, seguido por Anderson y Bertans, con 13 cada uno, y Lee, con 12. Pau Gasol jugó 20 minutos y sumó 10 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias. Clark monopolizó el ataque de los Warriors con 36 puntos.

Minnesota perdió en Milwaukee (102-95). Los Bucks hicieron valer su juego coral, muy repartido su ataque, con 19 de Snell, 18 de Antetokounmpo, 16 de Dellavedova, 12 de Monroe y 11 de Henson y Middleton. En cambio, los Wolves concentraron todo su potencial ofensivo en Towns, con 35 puntos y 14 rebotes, y Ricky Rubio, de nuevo extraordinario, autor de 22 puntos y 8 asistencias. Sin embargo, Wiggins estuvo fallón y se quedó en 11 puntos.

Russell Westbrook sumó su 32º triple de la temporada con 33 puntos, 14 asistencias y 11 rebotes y lideró el triunfo de Oklahoma City ante Utah (112-104). Westbrook superó la segunda mejor marca en triple dobles en una temporada, los 31 de Wilt Chamberlain en el curso 1967-1968. El récord está en poder también de Oscar Robertson, con los 41 que obtuvo en la temporada 1961-1962. Oladipo, con 22 puntos, secundó a Westbrook ante los Jazz. Abrines dispuso de 15 minutos en los que sumó 5 puntos y 1 asistencia.

Los Knicks perdieron en Detroit (112-92). Tobias Harris, con 28 puntos, Drummond, con 24 puntos y 15 rebotes, Reggie Jackson, con 19 puntos y 8 asistencias llevaron la voz cantante en los Pistons. Porzingis, con 18 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias, se lució, pero los Knicks pagaron el discreto partido de Carmelo Anthony, con 13 puntos. Willy Hernangómez fue titular y en los 27 minutos que estuvo en la cancha consiguió 14 puntos, 9 rebotes y 3 asistencias.

Los Sixers perdieron ante los Clippers (112-100). DeAndre Jordan, con 19 puntos y 20 rebotes, y Griffin, con 15 puntos y 10 rebotes, barrieron en el interior de la zona, aunque el máximo anotador fue Chris Paul, con 30 puntos. Las mayores respuestas de los Sixers fueron las de Richaun Holmes, con 24 puntos y 9 rebotes, y el croata Saric, con 16 puntos y 5 rebotes. Sergio Rodríguez jugó 18 minutos y sumó 4 puntos y 8 asistencias.

Memphis confirmó su crisis al perder ante Atlanta (90-107). Los Grizzlies suman cinco derrotas seguidas. Prince, con 17 puntos, y Millsap y Schroder, con 16 cada uno encabezaron el ataque de los Hawks. Calderón jugó 19 minutos y firmó buenos números, con 14 puntos y 3 rebotes.

Marc Gasol no estuvo bien en el tiro, con un 3 de 11. Acabó con 8 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias. Tampoco Randolph estuvo fino, con 9 puntos y 2 rebotes. JaMychal Green, con 20 puntos y 11 rebotes, fue uno de los pocos que estuvo a un buen nivel en su equipo.

Calderón, presionado por Harrison.
Calderón, presionado por Harrison. EFE