Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Deportivo le baja los humos al Barcelona

El equipo de Mel supera con dos saques de esquina a un rival sin fútbol ni pegada

Ver fotogalería
Messi, ante la celebración de uno de los goles del Deportivo. EFE
LaLiga Santander Jornada 27

FINALIZADO

Después de la soberbia remontada frente al PSG en la Champions, debía el Barça conquistar Riazor para exigir al Real Madrid, que contaba con un punto y un partido menos en la Liga. Pero se enredó a lo grande el equipo de Luis Enrique, incapaz de fabricar fútbol, de expresarse en campo contrario y sobre todo de defender los saques de esquina. Una suerte que penalizó el Depor en dos ocasiones para conquistar el partido.

Decidió el Dépor esperar en su campo para salir a la contra. Y, aunque contó con alguna ocasión puntual, mejor le fue a balón parado. Primero fue Joselu, que cazó un balón huérfano en el área para batir a Ter Stegen; después fue Bergantiños, que remató de cabeza y a la red desde el segundo palo, justo después de otro cabezazo de Arribas que se estrelló en el palo. El Barça, también falto de fútbol, se encomendó a Luis Suárez, que dio la réplica como sabe, con un disparo seco por abajo y ajustado al palo ante el que nada pudo hacer Lux. Pero la ausencia de Neymar y las rotaciones –los suplentes como André Gomes o Arda Turan no dieron la talla- hicieron mella en el equipo azulgrana, que tampoco encontró a Messi, de nuevo de mediapunta y sin espacios ni huecos para expresar su fútbol.

Todo un traspié para el Barça, al que se le complica la Liga. Y toda una bajada de humos para un equipo que hace tan solo unos días hizo historia en Europa.

Más información