Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe Reyes, máximo reboteador de la historia de la ACB

Con tres capturas en el clásico, el capitán del Madrid supera las 4.292 de Granger Hall y entra en la enciclopedia de la competición

Felipe captura el rebote del récord

Felipe Reyes aparece en todos los capítulos de la enciclopedia de la ACB. Con 702 encuentros, está a tan solo cuatro de desbancar a Nacho Azofra del podio de partidos jugados, que lidera Rafa Jofresa con 756. Es además el 7º en la tabla de anotadores con 7.581 puntos y, con sus tres capturas en el clásico ante el Barça, se convirtió en el máximo reboteador de la historia de la competición superando los 4.292 logrados por Granger Hall. La foto de la conquista refleja la bravura del capitán del Madrid. Rodeado de cuatro jugadores del Barça, la pelota fue suya, valía oro. Prodigio de regularidad competitiva, solo en 10 de sus partidos de Liga se ha quedado sin coger un rebote. Su mejor marca la alcanzó como jugador de Estudiantes en abril de 2003 en Vitoria con 20 capturas ante el TAU de Nocioni y Scola, y su tope con el Madrid son 17, marca que ha logrado en tres ocasiones. La mejor temporada de Felipe bajo los aros fue precisamente la 2002-2003 con 399 rebotes en 40 partidos. El techo como madridista lo tiene en la temporada 2008-2009 con 321 rebotes en 36 partidos pero, desde entonces, no ha bajado nunca de los 4,7 de media por curso. En la Euroliga, Felipe mantiene un mano a mano con su excompañero Ioannis Bourousis. El griego lidera el ránking reboteador con 1.569 capturas, solo una más que las de Reyes.

“En los últimos 20 días le ha pasado de todo. Ha sido padre, ha ganado la Copa para dedicársela a su hijo y tiene pendiente su récord de rebotes”, contaba Laso en la víspera. “Ha sido un periodo muy intenso para él, pero estoy tranquilo porque le veo bien. Obviamente no es un chaval de 20 años y probablemente necesitará un periodo para recuperar su mejor forma, pero está entrenando muy bien. Siempre es un ejemplo y no me sorprendería que hiciera un partidazo. Está haciendo una buena temporada y ha sido clave para nosotros en muchos partidos. Cuando ha entrado de titular nos ha dado carácter para marcar territorio y, en los que se ha incorporado después, nos ha dado solidez en momentos complicados. Es una temporada muy larga y necesito a todos. Él no falla nunca”, explicaba el técnico madridista antes del partido en el que el capitán blanco siguió agrandando su leyenda.

El 4 de octubre de 1998, en el mismo Buesa Arena donde hace tres semanas levantó la 27ª Copa del Rey del Madrid, Felipe debutó en la Liga con el Adecco Estudiantes de Pepu Hernández rumbo al infinito. Dos puntos y los dos primeros rebotes de una lista interminable fueron la primera hoja de servicios del que luego se convertiría en uno de los referentes de la mejor generación de jugadores del baloncesto español y en emblema madridista. Con la selección suma 236 internacionalidades, una menos que Juan Carlos Navarro y a solo tres de Juan Antonio San Epifanio ‘Epi’; en el Madrid acumula 13 temporadas que solo encuentran parangón en las 11 de Sergio Llull. Dos piezas tan indelebles como el escudo en el club. Solo Rafa Rullán, con 18 años de permanencia; Fernando Romay y Juan Antonio Corbalán, con 17; y Wayne Brabender y Clifford Luyk, con 16, han sido más longevos que Felipe con la camiseta blanca.

Capitán de los clásicos, Felipe ha disputado 88 partidos oficiales ante el Barça vestido de blanco. El primero tuvo lugar el 12 de diciembre de 2004 y se saldó con victoria del Madrid en el Palau Blaugrana (64-66) en la que acabó siendo la Liga del triple de Herreros. El último fue la histórica paliza madridista en la Euroliga del 18 de noviembre de 2016 (63-102), la peor derrota azulgrana en 39 años. El Madrid solo había vencido en una ocasión en el Palau en el escenario continental, en 2010 con Messina en el banquillo y 22 puntos de Tomic. Aquel día, el zarandeo superó los guarismos de la semifinal de la Final Four de Milán en 2014 (62-100, con 21 puntos de Sergio Rodríguez). Leyenda transversal del club blanco, Felipe es el madridista que más veces se ha enfrentado al Barça en Liga: 53 partidos y el máximo anotador blanco en la competición, en ambos casos por delante de Biriukov.

Todas las estadísticas del Real Madrid-Barcelona

Más información