Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nairo controla la Tirreno-Adriático como un verdadero patrón

El colombiano supera sin problemas el día de los muros, que dan la victoria de etapa a Sagan

Paris Niza 2017 Ampliar foto
nairo Quinta, líder, en el podio de la Tirreno-Adriático. EFE

Hay un Contador de toda la vida que se guía de su instinto, su fuerza última, su fogosidad que no se apaga, y en la París-Niza hace temblar a todos, solo delante, atacando, y hay un Nairo nuevo, que ha aprendido que la madurez ciclista consiste justamente en llevar la contraria al instinto y, con el jersey de líder, ligero, domina como un verdadero patrón la Tirreno-Adriático.

Entre ambos campeones, ocho, años, una generación, un mundo, un solo mundo, la victoria. Mientras Contador, atacando a más de 50 kilómetros de la llegada, desnudaba al ciclismo de ahora y sus tácticas hacia el col d’Éze, el pico sobre el puerto de Niza, y enfrentaba a Henao a sus limitaciones, Nairo, también ciclista de corte antiguo, un Hinault o así, con su sola presencia en cabeza echaba agua sobre todos los fuegos que querían prender sus rivales y manejaba tranquilo la etapa más complicada de la carrera italiana de los dos mares, la de los siete muros de Fermo.

El final, una pendiente de piedras, Flandes trasplantado de la húmeda Bélgica al sur del continente de sol cálido, a las Marcas, inspiró tanto a Peter saga que el campeón del mundo no pudo evitar esprintar para ganar. Entre Nairo, octavo en la etapa y líder de la general con 50s sobre el francés Thibaut Pinot, y su segunda Tirreno-Adriático solo se levanta la contrarreloj de 10 kilómetros del martes en San Benedetto del Tronto, a orillas del Adriático.

 

Más información