Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sharapova, no tan bienvenida en su regreso

Las invitaciones de Stuttgart, Madrid y Roma a la rusa, cuya sanción por dopaje expira el 26 de abril, generan el rechazo de otras jugadoras. "Debe empezar desde abajo y luchar”, protesta Wozniacki

Sharapova, durante un acto publicitario reciente en California. WireImage

Es un filón, un pequeño imperio en el deporte. El máximo atractivo, junto a Serena Williams, en la última década del tenis femenino. Y de ahí el alegato defensor que emitió la semana pasada la WTA, rectora del circuito: “El tenis necesita a Maria”. Horas después, el tuit, que enlazaba a un texto elogioso hacia la rusa, la castigada Sharapova, desapareció, pero la llama ya había alcanzado la pólvora y la polémica prendió el tanque de combustible. ¿Debe gozar de privilegios Masha en su regreso? ¿Por qué la tenista, suspendida desde hace más de un año por el consumo de un fármaco ilegal, recibe invitaciones de torneos cuando otras jugadoras limpias se quedan al margen?

“Da igual quien sea ella”, protestó Caroline Wozniacki, la 14 del mundo. “Es irrespetuoso para el resto. Cualquiera merece una segunda oportunidad, pero al mismo tiempo, cuando alguien ha sido sancionado por dopaje, debe empezar desde abajo y luchar”, expresó la danesa, contrariada porque percibe un trato de favor hacia Sharapova, cuyo castigo expira el próximo 26 de abril y, por lo tanto, podrá competir ya esa misma semana en Suttgart, uno de los tres torneos que le han concedido hasta ahora una invitación (wild card). Los otros dos son Roma (15 al 21 de mayo) y el Madrid Open (del 5 al 14 de ese mes).

“El tema está muy claro: habrá cumplido su sanción, por lo que es seleccionable para jugar. Las wild cards están basadas en lo que ha conseguido en su carrera y los torneos toman sus decisiones en base a ese parámetro”, sentenció el máximo dirigente de la WTA, el estadounidense Steve Simon. Un veredicto al que se agarran desde el Madrid Open. “Ella habrá cumplido el castigo y nosotros no somos jueces morales de nadie. Desde que se anunció el día que volverá a competir pensamos en ella. Al aficionado le gusta ver a las mejores y Sharapova es una de ellas. Ganó el título aquí en 2014 e hizo final el año anterior”, esgrimen fuentes oficiales del torneo.

En un principio, Roland Garros no le concederá una invitación a Masha

“Nuestra política de invitaciones prioriza a jugadores españoles, pero cada año nos reservamos una o dos para internacionales. Lo de ella lo vimos muy claro”, añaden estas mismas fuentes. A ese criterio apuntan también desde Stuttgart. “Su vuelta es un maravilloso regalo para nuestros seguidores”, justifica Markus Günthardt, director del evento alemán (del 22 al 30 de abril). Y refuerza la WTA, que hace un par de días emitió un comunicado oficial para atenuar el temporal. “A partir del 26 de abril, Maria puede pedir y recibir un número ilimitado de invitaciones. En conformidad con la WTA y las reglas del programa antidopaje del tenis,Sharapova puede participar en la misma semana en la que acaba su suspensión, siempre que el primer partido del torneo sea un día después de la fecha fijada para su regreso. En Stuttgart, la primera ronda se puede disputar al tercer día de competición, por lo que ella puede estar lista para jugar”.

En realidad, el asunto levantó ampollas desde que se conoció el positivo de la rusa (30 años el próximo 19 de abril) en la edición del Open de Australia de 2016. De inicio, Sharapova fue sancionada, pero hace cinco meses el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le rebajó el castigo de dos años a 15 meses, al entender que la rusa no actuó bien, sí, pero que la Federación Internacional de Tenis (ITF) tampoco. Ahora está por ver si los grandes torneos como Roland Garros (desde el 28 de mayo) también le concederán el privilegio. “No podemos invertir un millón de euros en luchar contra el dopaje y luego invitar a una jugadora que ha sido sancionada por la misma causa”, manifestó recientemente el nuevo presidente de la Federación Francesa, Bernard Giudicelli.

Casi 60 millones en ganancias desde 2005

Sharapova posa con el trofeo de Roland Garros 2014.
Sharapova posa con el trofeo de Roland Garros 2014. REUTERS

El caso es que el retorno de Sharapova contrapone ética y su poderoso impacto deportivo y comercial, porque además de una magnífica tenista es una caja registradora que desde 2005 ha facturado 7,5 millones de euros en premios y mucho más aún, 50, en concepto de publicidad. En ese sentido, la WTA se frota las manos. La necesita, porque al margen de ella y Serena todavía no emergen estrellas capaces de cogerles el relevo mediático. Desde ese prisma, al órgano le interesa su vuelta, cuanto antes, pero no todas las jugadoras y los jugadores lo contemplan del mismo modo.

Ella tiene la oportunidad de mejorar su 'ranking', así que no necesita una wild card”

ANDY MURRAY, NÚMERO UNO

“Considero que uno debe ganarse su vuelta a las pistas con trabajo”, terció el número uno, Andy Murray, a principios de este mes; “los torneos hacen lo que consideran mejor para sus intereses. Si creen que trayendo grandes nombres conseguirán llenar más asientos, la invitarán. Sharapova tiene la oportunidad de mejorar su ranking hasta que llegue ese momento, así que no necesita una wild card. Sostiene la idea el exjugador Andy Roddick, ahora comentarista. “Los Grand Slam tienen una gran responsabilidad y están en su derecho de no concederle una invitación, aunque otros torneos se pueden beneficiar mucho de la presencia de Maria”. Y mucho más drástico, en su línea, se mostró el australiano Nick Kyrgios: “No soy el único que piensa que los tramposos siempre serán así y que no tiene sentido apoyar a gente que ha hecho trampas”.

De modo que Sharapova, sin ni siquiera haber vuelto todavía, genera un profundo debate. La exnúmero uno y ganadora de cinco grandes –dos Roland Garros, un Open de Australia, un Wimbledon y un US Open– será a buen seguro bienvenida, pero igualmente se cuestiona su vía de regreso. “Es fantástico para el tenis que ella vuelva”, afirmó su compatriota Svetlana Kuznetsova. “Excuse me? (¿perdón?)”, replicó Alize Cornet al “el tenis necesita a Maria” de la WTA. “Será extraño lo de Stuttgart”, deslizó la actual reina del circuito, Angelique Kerber, en Indian Wells; “será extraño para otras jugadoras que llegue allí el miércoles y juegue ese mismo día”.

Será bienvenida Sharapova, pero quizá no tanto como ella deseaba.

Más información