Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griezmann: “Oblak es el mejor portero del mundo”

Compañeros y rivales se rinden ante la actuación de Jan Oblak, que salvó al Atlético con tres paradas en cinco segundos

Ver fotogalería
Oblak, portero del Atlético de Madrid junto a Chicharito REUTERS

"Torres sácalo, Torres sácalo…”, imploró el Calderón a coro. Se acababa del partido ante el Leverkusen y con el cero a cero la sustanciosa ventaja cosechada en Alemania seguía intacta. Quizá era el momento de probar a El Niño tras el susto tremendo de hace dos semanas en Riazor y dar un aliciente un público que había llenado el estadio y que estaba un poco destensado, como el equipo, pero el Cholo Simeone no sacó a Torres, que se pasó 45 minutos calentando en la banda.

No fue más insistente el Calderón porque Simeone es quien ha llevado al Atlético a cuartos de final de la Champions por cuarto año consecutivo. La presencia de los rojiblancos entre los ocho mejores de Europa se está convirtiendo en una costumbre. “Alegría por seguir adelante con estos futbolistas que se han dejado el alma estos cuatro años”, manifestó Simeone en rueda de prensa. Lo dijo serio El Cholo, porque según él, esto “es solo un paso”.

No solo el nombre de Torres resonó anoche en el Calderón. Esos tres balones consecutivos que detuvo Oblak en cinco segundos provocaron que resonará el ya mítico “Obi-Oblak, cada día te quiero más”. “Quisiera felicitar primero a Oblak”, comenzó su rueda de prensa Tayfun, el entrenador del Bayer Leverkusen, rendido ante la soberbia actuación del portero del Atlético. “Nunca había visto nada igual”, abundó. “Es el mejor portero del mundo”, clamó Griezmann a pie de campo. Menos entusiasta se mostró Simeone, que aunque reconoció que su meta estuvo “fantástico”, también destacó que Leno hizo un par de intervenciones de mérito en la primera parte.

Con los deberes hechos, el Atlético ya espera rival del sorteo del viernes. El Leicester está en la mente de todos por ser el rival más asequible, a priori, pero Simeone no quiere ni hablar aún de los cuartos. “Primero viene el Sevilla. El sorteo no es algo en lo que tengamos influencia, así que el que tenga que ser, será”, zanjó.

Quiso el entrenador colchonero acordarse de Saúl y Thomas para darles un mimo. “Lo que más me gustó del encuentro es que hace cuatro años estos jóvenes estaban en Segunda B y ahora juegan la Champions. Eso es más importante que pasar a cuartos”, destacó Simeone, que no se acordó, sin embargo, de Fernando Torres, que no jugó pero sí tuvo que pasar el control anti-dopaje tras el encuentro.

Más información