Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Joventut desbloquea su crisis y Morales relevará a Villacampa en la presidencia

El club badalonés logra un acuerdo con el Ayuntamiento y rebaja su deuda a menos de tres millones

Ampliar foto
Dolors Sabater y Jordi Villacampa, tras el acuerdo Penya-Ayuntamiento.

El Joventut ha dado esquinazo a la amenaza de desaparición a causa de la grave crisis económica por la que atravesaba. Jordi Villacampa ha logrado su propósito de reducir la deuda de más de 11 millones a 2,5 antes de dejar la presidencia de la entidad, un cargo al que accedió en 1999, poco después de concluir su exitosa carrera como jugador de la Penya y de la selección española.

Un acuerdo con el Ayuntamiento de Badalona ha permitido desbloquear el último de los grandes asuntos que tenía pendiente el club, la venta de los terrenos que poseía en la zona deportiva de Mas Ram. El pleno del Ayuntamiento, el 28 de marzo, deberá ratificar el acuerdo alcanzado por la alcaldesa, Dolors Sabater, y el club, y del que ya han sido informados todos los grupos municipales. El Ayuntamiento, según el pacto de ciudad sellado, tal como lo calificó Sabater, pasará a contar con un representante en el consejo de administración del Divina Seguros Joventut.

“Se trata de un acuerdo que tiene que seguir más allá de los colores políticos. Queremos que sea un pacto lo más amplio posible y, por ello, lo llevaremos al próximo pleno para validarlo”, explicó Sabater en una rueda de prensa conjunta con Jordi Villacampa. El presidente de la Penya calificó el acuerdo de “histórico”.

“El Joventut es el máximo símbolo de la ciudad y puede haber un retorno para la ciudad muy importante. Es el séptimo equipo de baloncesto por notoriedad en España y el quinto en simpatía según una encuesta que se ha realizado. Es una inversión de futuro y un punto de inflexión para la entidad. Su situación ahora está encarrilada. Su futuro es muy viable”, asegura Villacampa. Tras el acuerdo, el Joventut se ha desprendido de la mayor parte de su deuda, ahora limitada al pago de unos 2,5 millones a Hacienda, cuyo pago ha sido ya pactado en un plazo de ocho años. Villacampa convocará una junta de accionistas para el próximo mes en la que hará efectivo el punto y final de su mandato.

La junta, que se reunirá probablemente el 25 de abril, elegirá nuevo presidente a Juanan Morales, de 49 años, exjugador del Joventut, Paok, Real Madrid, Rímini y Olympiacos. Morales es responsable del área deportiva en la directiva de Villacampa y durante su etapa como jugador del Joventut, en cuya cantera se formó y en el que transcurrió la mayor parte de su carrera, ganó la Copa de Europa en 1994, dos Ligas en 1991 y 1992 y la Copa Korac en 1990.

Homenaje al equipo verdinegro que logró la primera Liga

Se cumplen 50 años y hasta entonces, la Liga Nacional, que así se llamaba la máxima competición del baloncesto español que empezó a disputarse en 1956, solo conocía dos campeones, el Real Madrid en nueve ocasiones y el Barcelona en una. Hasta que el Joventut conquistó el título en 1967. Este domingo, en el Olímpico de Badalona y antes del partido entre el Divina Seguros Joventut y el Barcelona (12.30), la Penya homenajeará a los integrantes de aquel equipo.

Se ha invitado a los protagonistas de aquel hito: Josep Lluís Cortés, Nino Buscató, Guifré Gol, Joan Fa, Amador Rojas, Narcis Margall, Josep Maria Oleart y Ramon Moliné, y a los familiares de los fallecidos Alfonso Martínez, Enric Margall, el entrenador, Eduardo Kucharski, el presidente, Juan Walter, el directivo Daniel Fernández, y el delegado, Joan Jou. También será homenajeado el periodista Justo Conde.

Al acto asistirán el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, el secretario geneneral de Territorio y Sostenibilidad, Ferran Falcó, los diputados del Congreso, Pablo Iglesias y Xavier Domènech, el senador, Xavier García Albiol, el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, y la exvicepresidenta, Joana Ortega.