Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la federación de gimnasia de EE UU dimite tras el caso de abusos sexuales

Más de 300 niñas gimnastas sufrieron abusos, y la organización ignoró sistemáticamente sus denuncias

El presidente de la federación de gimnasia de EE UU dimite tras el caso de abusos sexuales

El presidente y director ejecutivo de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos, Steve Penny, ha dimitido este jueves tras el escándalo de abusos sexuales en la organización. El pasado diciembre, una investigación del diario Indianapolis Star constató que al menos 368 niñas gimnastas han sufrido alguna forma de abuso sexual en los últimos 20 años en EE UU. La investigación recogía que la Federación de Gimnasia ignoró de manera sistemática decenas de denuncias de jóvenes. Numerosas voces se han alzado desde entonces para pedir la renuncia de Penny. 

La dimisión del presidente de la organización se produce una semana después de que el consejo de directores del Comité Olímpico de EE UU pidiera a la Federación de Gimnasia de EE UU la renuncia de Penny, tras los informes que sostenían que la organización miró hacia otro lado ante las acusaciones de abusos sexuales. Este jueves, el jefe del Comité Olímpico de EE UU, Larry Probst, ha valorado su dimisión: "El anuncio de hoy permitirá que la Federación de Gimnasia de EE UU centre su atención en el futuro en un ambiente seguro para sus atletas y que continúe cosechando éxitos en la competición".

"Ha sido desgarrador tener conocimiento de casos de abusos sexuales y me pone enfermo que jóvenes atletas puedan ser explotadas de tal manera", ha afirmado Penny en un comunicado. "Mi decisión de hacerme a un lado como CEO se debe exclusivamente a mi intención de apoyar los mejores intereses para la gimnasia de Estados Unidos en este momento", ha puntualizado. 

El pasado diciembre, el Star, tras una investigación de nueve meses a la Federación centrada en el Estado de Indiana, publicó que la organización ignoró y no reportó situaciones de abuso sexual a las autoridades para que estas investigaran los casos denunciados. Según los autores, "algunos entrenadores [que habían sido acusados de abusar sexualmente] eran destituidos de gimnasio en gimnasio, sin ser controlados por la Federación y sin perder sus credenciales como entrenadores".

El escándalo se centra en un antiguo médico del equipo, Larry Nassar, que actualmente está en prisión y se enfrenta a cargos de pornografía infantil y abusos sexuales. Nassar, que fue médico del equipo olímpico de gimnasia de EE UU, y un antiguo empleado en la Universidad del Estado de Michigan también están siendo investigados por las autoridades de Michigan, que aseguran que han recibido más de 50 denuncias por abuso sexual por parte del doctor.

Penny ha presentado su dimisión durante una conferencia de directores del consejo de la Federación de Gimnasia de EE UU. Su renuncia ha sido aceptada y Paul Parilla será el encargado de dirigir la organización mientras se designa al sustituto de Penny. "El consejo considera que este cambio en el liderazgo ayudará a la organización a afrontar los actuales desafíos y a implementar soluciones para que la federación avance y promueva un entorno sano para sus atletas en todos los niveles", ha dicho Parilla. 

Más información