Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona pierde la brújula en Estambul

La derrota deja fuera de los cuartos de final al equipo azulgrana cuando todavía faltan cuatro jornadas

Perperoglou, con el balón, ante Clyburn. Ampliar foto
Perperoglou, con el balón, ante Clyburn. EFE

El Barcelona tiene la suerte echada en esta Euroliga, prematuramente eliminado, aunque todavía le quedara una remota esperanza cuando empezó el partido en Estambul. Tan remota, que podía permitirse el pequeño lujo de actuar sin más presión que la justa para afrontar un simple partido oficial, sin mayores apreturas ni exigencias. Pero su mal juego y su derrota, la 16ª en lo que va de competición, en un partido que se le atragantó muy pronto le deja fuera de los cuartos de final cuando todavía faltan cuatro jornadas para que concluya la fase regular de la Euroliga.

El inicio del encuentro respondió a lo esperado. El Barcelona atacó fácil, anotó tres triples y se fue por siete puntos (4-11). A partir de ahí, lo inexplicable. Por más que reincida el equipo de Bartzokas no se entiende cómo puede llegar a perder la brújula de los partidos de una manera tan fulminante. Sus ataques se encasquillan. Sus transiciones de ataque a defensa se destensan. Los rivales le pasan por encima como un rodillo. Clyburn, Anderson y Harangody dispararon la cuenta de su equipo. El Barcelona se quedó helado. El Darussafaka arrasó en el segundo cuarto con un parcial tremebundo: 32-9.

DARUSSAFAKA, 67; BARCELONA, 56

Darussafaka: Wanamaker (7), Wilbekin (11), Clyburn (15), Moerman (2), Zizic (10) –equipo inicial-; Batuk (8), Aldemir (0), Anderson (7) y Harangody (7).

Barcelona Lassa: Rice (7), Oleson (3), Perperoglou (16), Claver (8), Tomic (8) –equipo inicial-; Faverani (2), Vezenkov (2), Eriksson (3), Koponen (4) y Renfroe (3).

Parciales: 11-13, 32-9, 10-20 y 14-14.

Árbitros: Javor (Eslovenia), Mantyla (Finlandia) y Vyklicky (R. Checa).

Volkswagen Arena de Estambul. 4.926 espectadores. 26ª jornada de la Euroliga.

El equipo turco se hartó de sumar rebotes, 23 frente a 14 del Barcelona, que falló muchísimo, con un 5 de 21 en tiros de dos, y solo acudió una veces a la línea de tiros libres, con el agravante de que Tomic falló dos lanzamientos.

El Darussafaka, uno de los muchos rivales del Barcelona que pugnan por la octava y última plaza que clasifica para los cuartos de final, controló en el segundo tiempo. El equipo de Bartzokas reaccionó con un par de estirones protagonizados sobre todo por Perperoglou y Claver. Llegó a rebajar los 21 puntos de desventaja en el descanso (43-22) a solo siete (54-47) cuando aún faltaban siete minutos. El Darussafaka reguló sin excesivos problemas y certificó su triunfo ante un Barcelona que solo anotó 56 puntos, acorde con su condición de peor equipo en ataque de la competición. Continúa empeñada la escuadra de Bartzokas en redondear la peor participación de su historia en la Euroliga.

 

Más información