Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boateng da el triunfo a Las Palmas frente al Villarreal

La expulsión de Víctor Ruiz al inicio del partido, allana la victoria del equipo canario

Lemos cae ante Sansone. AFP
LaLiga Santander Jornada 28

FINALIZADO

Errores puntuales deciden partidos completos. Desafortunadamente le sucedió al Villarreal tras una pérdida del esférico de Musacchio que derivó en la expulsión de Víctor Ruiz pasado el cuarto de hora del inicio del encuentro. Para entonces Las Palmas ya había anotado su gol conseguido por Kevin Prince Boateng, protagonista también el ghanés en la acción que dejó al conjunto de Escribá con un jugador menos.

Las Palmas

4-3-3

Quique Setién

1

Lizoain

2

David Simón

3

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Paolo Lemos

17

Bigas

23

Dani Castellano

4

Vicente Gómez

15

Roque Mesa

21

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Jonathan Viera

24

Cambio Sale Alen Halilovic

Tana

7

1 goles Gol Cambio Sale Jesé

Boateng

19

Cambio Sale Momo

Mateo García

13

Andrés

2

Mario

5

Musacchio

11

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Jaume Costa

14

Trigueros

21

Bruno

8

Jonathan

19

Cambio Sale Álvaro

Samu Castillejo

20

Cambio Sale Bakambu

Soriano

18

Cambio Sale Santos Borré Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Sansone

6

Víctor Ruiz

Villarreal

4-2-3-1

Fran Escribá

Con el camino allanado, Las Palmas conquistó el esférico y el área de Andrés Fernández en un primer acto que pudo sentenciar. La reacción del Villarreal fue de un equipo grande, aturdiendo a los canarios en la segunda mitad viendo peligrar la victoria hasta el pitido final por el orgullo del conjunto de Escribá cuyo esfuerzo mereció el empate. Después de cuatro meses imbatido fuera de casa, el Villarreal se vio frenado por Las Palmas.

Sorprendió el Villarreal poblando el centro del campo y realizando una presión alta al conjunto de Quique Setién con la intención de desnaturalizar al conjunto canario vulnerable sin el esférico en posesión de inicio del conjunto castellonense. Sin embargo, las apariencias en el fútbol no siempre validan propuestas. Las Palmas, a los diez minutos de juego, alcanzó el gol en un centro lateral de Dani Castellano para la entrada de Boateng que remató de cabeza ganado la espalda a Víctor Ruiz. El exmilanista anotaba su octavo gol en la Liga convertido en el máximo goleador del conjunto isleño.

La efectividad de la simple jugada, la primera en ataque de los canarios, desmontó el plan primigenio del Villarreal cuyos avisos antes del gol de Boateng fueron inocuos. Sin Soldado ausente por lesión, y con Bakambu en el banquillo, al equipo de Escribá le faltaba malicia en el área de Lizoain. La fiabilidad defensiva del Villarreal quedó en entredicho tras una pifia de Musacchio que perdió el esférico inocentemente ante la ligera presión en el centro del campo de Mateo García cuyo envío al espacio hacia la carrera de Boateng fue cortada en falta por Vítor Ruiz cuando el ghanés enfilaba la portería de Andrés Fernández. El defensa del Villarreal resultó expulsado a los 20 minutos. Dos malas decisiones de los centrales de Escribá que ponía cuesta arriba el partido para los castellonenses necesitados de un esfuerzo homérico para revertir la situación. Castillejo dejó el terreno de juego para reforzar el eje de la zaga con Álvaro.

La reacción de los de Escribá fue inmediata. Sansone se quedó solo ante Lizoain, evitando el empate Bigas, reclamando penalti el delantero italiano. En superioridad numérica, Las Palmas recuperó el esférico y su esencia, minimizando al Villarreal que abrazó la llegada del descanso con la desventaja mínima, sometido por el Las Palmas que se topó con Andrés Fernández que sostuvo a su equipo con tres paradas de mérito antes de concluir los primeros 45 minutos.

Ordenó ideas en el receso el Villarreal no dándose por vencido, redoblando esfuerzos, apareciendo en el área de Lizoain con frecuencia que inquietaba al Las Palmas demasiado confiado a su buen pie y al que le pudo costar caro su suficiencia, agobiado en el tramo final del partido por un Villarreal que vendió cara su derrota.

Más información