Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atlético - Leicester: Simeone ante la Cenicienta con botas

El equipo inglés, capaz de lograr la gesta de la Premier en el curso anterior, ha recuperado su electricidad y el colmillo con el cambio de técnico

Vardy, durante el partido contra el Sevilla, junto a su compañero Albrighton. AFP

La machada del Leicester en el curso anterior, con jugadores anónimos y un fútbol rácano pero extremadamente efectivo, no tiene parangón. Con un presupuesto famélico en comparación con las grandes potencias del balón en la isla, Claudio Ranieri fue capaz de conquistar la Premier League frente al pasmo y reconocimiento generalizado. Pero eso fue el año pasado.

Jugar en la élite le pasó factura al equipo inglés, rival del Atlético en los cuartos de la Champions, y sobre todo al técnico italiano, despedido hace un mes por los malos resultados y ante la incredulidad del planeta fútbol. Pero el movimiento del banquillo ha revolucionado al equipo, hasta el punto de que con Shakespeare suman tres encuentros y tres victorias, lo que le ha sacado de la zona de descenso –están a tres puntos de la quema- y ya han pisado los cuartos de la Champions tras apear al Sevilla.

Sin títulos europeos, la trayectoria internacional del equipo hasta la fecha se resumía rápido, con dos participaciones en la UEFA y otra en la Recopa, todas las veces apeado en la primera ronda. Pero con su contundencia defensiva y su fútbol directo, con un 4-4-2 a la vieja usanza, ha logrado poner su nombre en Europa en esta temporada.

Schmeichel –hijo del otrora guardameta del United- está bajo los palos y fue el héroe ante el Sevilla porque paró dos penaltis (uno en cada encuentro); Simpson y Fuch cierran los costados de la retaguardia al tiempo que Morgan y Huth abrochan por dentro. Drinkwater y Ndidi son el pulmón, medios de área a área, bien escoltados por los costados por el talentoso Mahrez y el incansable Albrighton. Arriba Okazaki y sobre todo Vardy –pichichi en la temporada pasada que pasó por un periodo de lo más árido en este ejercicio- ponen el colmillo.

Ahora se topará con el Atlético, al que se ha enfrentado previamente en otras dos ocasiones. La primera en la Recopa, en la temporada 1961-1962, y la segunda en la Copa de la UEFA, en la 1997-1998. El cuadro inglés nunca le ha vencido a los rojiblancos: tres triunfos y un empate a favor de estos últimos.

Más información