Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wawrinka asfixia a Carreño

El asturiano, desfondado en sus primeras semifinales de un Masters 1000, cede en una hora ante el número tres (6-3 y 6-2), que se medirá a su compatriota Federer (6-1 y 7-6 a Sock) por el título

Carreño devuelve la pelota en el partido contra Wawrinka.

Detrás de esa cara bonachona, Stan Wawrinka esconde un diablillo. El suizo, tres del mundo, uno de los tenistas más impredecibles, tiende con relativa facilidad a la dispersión, pero a la que está inspirado y se le abre un poco la puerta no es de los que pida permiso para entrar. Directamente, se mete hasta la cocina. Eso es lo que ocurrió en las semifinales de Indian Wells frente a Pablo Carreño, que competía por primera vez en una cota tan alta de un Masters 1000. El asturiano, buen muchacho él, se dio un par de respiros para coger aire y el suizo, sin aviso previo ni miramiento alguno, le cortó las alas (6-3 y 6-2, en 1h 04m) y se citó en la final con su compatriota Roger Federer (6-1 y 7-6 a Jack Sock).

Va quemando etapas Carreño, cada día mejor jugador, más entero y más sólido, pero a sus 25 años todavía está muy lejos de las raquetas más afiladas del circuito. Su progresión es un hecho y a partir de mañana figurará entre los 20 mejores del mundo, meritorio logro, pero ahora le queda pendiente el gran paso, ser capaz de competir con los más fuertes y protagonizar alguna victoria ante un top-10; en este sentido, las cifras son muy claras:15-0. Entre él y la nobleza aún media mucho kilometraje, como quedó reflejado este sábado, en el pulso con Stanimal sobre el cemento de California. Al gijonés se le hizo demasiado largo, demasiado pesado. Por momentos, eterno.

El ciclotímico Wawrinka (31 años) tuvo uno de sus días buenos y a Carreño el marco se le hizo excesivamente grande. Jugó con descaro en los tramos en los que le duró la mecha, pero la fatiga de toda la semana y la tensión de verse frente a un triple ganador de Grand Slam hicieron que se viera a un jugador mucho más desangelado que los días previos. Aguantó los primeros 20 minutos, pero Wawrinka olisqueó el premio y a la primera opción de rotura que tuvo atinó. La primera manga se resolvió en menos de media hora y en cuanto el de Lausana puso la directa se terminó la historia de la semifinal.

Rompió dos veces más el servicio en la continuación, en el tercero y el séptimo juego, y truncó en una hora el sueño de Carreño. El español, 24 errores en su haber y solo 10 golpes ganadores, se pudo ir más que satisfecho con su actuación en el Valle de Coachella, donde subió otro peldaño y se coló por primera vez en la penúltima ronda de un escenario de tanta alcurnia. 19º en el listado de la ATP a partir del lunes, ya es el tercer mejor tenista nacional, por detrás solo de Rafael Nadal (6) y Roberto Bautista (18). Y, ante todo, le queda un margen de mejora importante.

Mientras, Wawrinka disputará este domingo (21.00, Movistar+ Deportes 2) su cuarta final de un Masters 1000, la primera en Indian Wells y la 26ª de su carrera. Lo hará frente al rejuvenecido Federer, que redujo a Sock y luchará de nuevo por otro título. Campeón este año en Australia, el de Basilea ha firmado este curso dos finales en los tres torneos en los que ha participado. Además, llegará al pulso con un doble aval: la estadística le respalda (19-3 en los cruces anteriores) y derrotó a su compatriota la última vez que se midieron, en las semifinales de Melbourne.

MURRAY, BAJA EN EL MASTERS DE MIAMI

El número uno del mundo, Andy Murray, anunció este sábado que no disputará el Masters 1.000 de Miami (del 22 de marzo al 2 de abril) debido a una lesión en el codo derecho. "Quiero pedir perdón a todos mis seguidores porque es uno de mis torneos favoritos. El objetivo es prepararme bien para la temporada de tierra", señaló en un comunicado.

Cabe recordar que Murray, bicampeón en Miami, cayó en su estreno en Indian Wells frente al checo Vask Pospisil,129 del mundo. A su baja se una  la de Serena Williams, que tampoco podrá jugar como consecuencia de unos problemas en las rodillas. La estadounidense, ausente en California, cedió de esta forma el trono a la alemana Angelique Kerber.

Este domingo, las rusas Svetlana Kuznetsova y Elena Vesnina ocuparán el cartel de la final femenina en Indian Wells.

Más información