Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Froome y Contador se retan en la Volta

La carrera catalana arranca este lunes con una destacada participación a pesar de la ausencia de Nairo Quintana

Ampliar foto
Contador, De la Cruz y Marc Soler en la París-Niza, el 12 de marzo. AFP

La 97ª edición de la Volta Ciclista a Catalunya, que se disputará desde este lunes y hasta el próximo domingo, será testigo del primer duelo del curso entre el vigente campeón del Tour de Francia, Chris Froome (Sky), y el español Alberto Contador (Trek Segafredo), que pondrán a prueba su estado de forma en un recorrido renovado.

La tercera carrera por etapas más antigua tras el Tour de Francia y el Giro de Italia sigue llamando la atención de las primeras espadas del pelotón, que afrontarán un recorrido de más de 1.110 kilómetros repartidos en seis etapas en línea y una contrarreloj por equipos, una de las principales novedades de esta edición. Este año no estará, sin embargo, el colombiano Nairo Quintana (Movistar), vigente campeón de la carrera y uno de los ciclistas que mejor ha empezado la temporada, con dos triunfos en la general de la Volta a la Comunitat Valenciana y la Tirreno Adriático.
El ciclista de Cómbita, un habitual de la Volta, ha preferido guardar fuerzas antes de afrontar sus dos grandes retos de este curso: el Giro de Italia y el Tour de Francia.

EL RECORRIDO

1ª etapa - 20 de marzo: Calella-Calella / 178,9 Km.

2ª etapa - 21 de marzo: Pla de l'Estany-Pla de l'Estany / 41,3
km contrarreloj por equipos.

3ª etapa- 22 de marzo: Mataró-La Molina / 188,3 km. Cuatro puertos y dos subidas finales a la estación de esquí, la última con 12,2 kilómetros y un desnivel medio al 4,7%, con rampas máximas del 15%.

4ª etapa - 23 de marzo: Llívia-Igualada / 194,3 km.

5ª etapa- 24 de marzo: Valls-Lo Port (Tortosa) / 182 km. Final en el duro y novedoso ascenso de 8,4 kilómetros con un desnivel medio del 9% con rampas máximas muy duras del 20%.

6ª etapa - 25 de marzo: Tortosa-Reus / 189,7 km.

7ª etapa- 26 de marzo: Barcelona-Barcelona / 138,7 km. Ocho pasos por el circuito de la montaña de Montjuïc (2 kilómetros con desnivel medio del 5,7% y una pendiente máxima del 8%).

No tomará la salida Quintana, pero el elenco de primeras espadas que aspira a relevarlo es excelente. El más destacado es Froome, que afronta su sexta participación en la ronda catalana, que nunca ha ganado, con el objetivo de acumular kilómetros con vistas a los grandes objetivos del curso.
Será la tercera vez en lo que va de temporada que el tres veces campeón del Tour de Francia (2016, 2015 y 2013) se enfunda el maillot para participar en una carrera oficial. La última aparición oficial del británico fue hace un mes y medio en el Herald Sun Tour de Australia, donde terminó sexto en la general de una ronda de seis días que se llevó el australiano Demien Hawson.

Más kilómetros acumula en los primeros meses de la temporada Contador. El madrileño estrenó el maillot del Trek Segafredo con una segunda posición en la general de la Vuelta a Andalucía, poco antes de participar en el Abu Dhabi Tour, donde acabó en décimo quinta posición. Aunque donde demostró estar en un buen momento de forma fue hace una semana en la París-Niza. El dos veces ganador del Tour de Francia (2009 y 2007) terminó segundo en la general y cosechó también un destacado segundo puesto en la séptima etapa de montaña con final a un coloso como
el Col de la Couillole, un resultado que le da confianza con vistas a la Volta.

El tercero en discordia en la presumible batalla entre Froome y Contador es Alejandro Valverde. Ante la ausencia de Nairo Quintana, el murciano ejercerá de jefe de filas del Movistar y luchará para sumar su segunda Volta después de la conseguida en 2009. Llega el veterano ciclista español a las carreteras catalanas con su quinto triunfo en la Vuelta a Andalucía, unas credenciales suficientes para llegar a Barcelona con opciones en la general. A la lista de favoritos se suman otros notables como el francés Julian Alaphilippe (Quick Step), que viene de destacar con un quinto puesto en la Paris-Niza y de terminar tercero en la Milán-San Remo, su compañero Dan Martin, vencedor de la Volta del 2013, y el ruso Ilnur Zakarin (Katusha).

Chris Froome.
Chris Froome. efe

Aunque la Volta no se caracteriza por un recorrido ideal para los finales masivos, en la lista de 'esprinters' destacan Nacer Bouhanni (Cofidis) y André Greipel (Lotto Soudal). Todos ellos, buscarán destacar en una de las carreras por etapas clásicas del circuito World Tour. Como en cada edición, sus organizadores estarán pendientes de la meteorología, imprevisible en esta época del año en Cataluña. La prueba dará comienzo en Calella, mañana 20 de marzo, y finalizará el domingo 26 de marzo en el ya tradicional circuito por la montaña de Montjuïc (Barcelona).

Este año se ha incluido 20 pasos de montaña, uno de categoría especial, al que se sumarán seis puertos de primera, cuatro de segunda y nueve de tercera. Con un recorrido renovado, las dos llegadas destacadas en alto serán en la estación de esquí de La Molina y Lo Port, en los puertos de Tortosa y Beseit, dos etapas que se disputarán en la tercera y quinta jornadas y que pueden decidir el vencedor de la 97ª edición. Aunque tampoco hay que pasar por alto la segunda etapa, una contrarreloj por equipos de 41,3 kilómetros en el Pla de l'Estany (Girona), una de las grandes apuestas de este año.

Otro de los alicientes de esta edición es la quinta etapa entre Valls y Lo Port (Tortosa), de 182 kilómetros, con un final en un puerto de categoría especial en el macizo de Beseit, que no se sube desde 1991. Ésta y la tercera etapa pirenaica entre Mataró (Barcelona) y La Molina, de 188,33 kilómetros, pueden marcar el desenlace de la Volta, si bien tampoco se puede descartar alguna sorpresa en la cuarta etapa, de 194,3 kilómetros, entre Llívia (Girona) e Igualada (Barcelona), marcada por un puerto de segunda categoría a quince kilómetros de la meta.

Más información