Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

23 jugadores para renovar al fútbol de México

EL PAÍS analiza a algunos de los futbolistas de menos de 23 años más prometedores del país

Liga MX
Medina, lateral de las inferiores del Real Madrid

La última lista de la selección de México conjuntó a 25 jugadores con un promedio de edad de 27 años. Un equipo que ha conjuntado la experiencia de veteranos como Rafa Márquez (38 años) al plantel. Este diario realizó una lista de 23 jugadores menores de 23 años para identificar a los jugadores promesa que pueden colarse a los mundiales juveniles de este año, a los últimos juegos de clasificación al Mundial de Rusia, Copa Confederaciones y la Copa Oro en Estados Unidos.

Algunos de ellos pueden ser la generación relevo para el proceso mundialista de Qatar 2022. La elección de los jugadores se hizo con base en sus actuaciones en sus respectivos equipos y sus participaciones en las distintas categorías de la selección de México.

Porteros

Gudiño durante un entrenamiento con el Oporto
Gudiño durante un entrenamiento con el Oporto

Raúl Gudiño (1996): tuvo un extraordinario Mundial sub-17 en 2013. Como titular se consolidó como el atajador de penaltis desde sus inicios en las Chivas de Guadalajara, un semillero de futbolistas. Un año después los ojeadores del Oporto le ficharon para ser su portero en la filial. La temporada pasada fue titular en el Unión Madeira, aunque este año se ha mantenido en el equipo B.

Jesse González (1995): es un guardameta de 1,92 metros que fue seducido por Jürgen Klinsmann, entonces entrenador de la selección de Estados Unidos. Le invitó a formar parte del equipo norteamericano luego de verlo jugar con FC Dallas en la Major League Soccer. Pero su sueño era emular al mexicano Oswaldo Sánchez y así lo cumplió. En 2015 jugó el campeonato sub-20 en Nueva Zelanda. Con 21 años es un candidato a relevar a la portería de México.

José Hernández (1997): es un chico que logró colarse en la lista final de la selección sub-20 dirigida por Marco Antonio Ruíz. Hace un mes disputó el premundial de la categoría, allí jugó dos juegos de alta tensión frente a Estados Unidos y Honduras. Es un portero en vías de formación en el club Atlas.

Defensas

César Montes, de Monterrey, durante un derbi contra Tigres
César Montes, de Monterrey, durante un derbi contra Tigres Cuartoscuro

César Montes (1997): es considerado como uno de los herederos de la zaga defensiva de Rafa Márquez. Debutó en primera división con 18 años en el equipo de Monterrey. Antonio Mohamed, su estratega, le dio un espaldarazo en un equipo repleto de jugadores extranjeros. Su metro con 94 centímetros le colocan como un rematador de cabeza seguro. Hace un año integró al conjunto que disputó los Juegos Olímpicos.

Paolo Medina (1999): con 10 años se vistió la camiseta del Real Madrid desde la categoría alevín B en 2009. Su estilo de juego se ha desarrollado desde la banda al estilo del brasileño Marcelo. En febrero de 2015 recibió su primer llamado al tri para jugar un torneo en Francia; sin embargo, no jugó en el Mundial de su categoría luego de que el conjunto merengue no se lo permitió. Ahora mismo es parte del conjunto merengue de la categoría Juvenil B.

Joaquín Esquivel (1998): es un central que surgió de una de los equipos inferiores de Pachuca. Fue el capitán de la selección mexicana que compitió en la Copa del Mundo sub-17 en 2015. Jugó todos los duelos. El torneo pasado, el Apertura 2016, debutó en primera división, y ahora mismo está registrado en el primer equipo. Jugó un par de juegos en la Liga de Campeones de la Concacaf y se perfila para jugar por su país en la categoría de menores de 20 años.

Diego Cortés (1998): a este chico se le recuerda por un gol a lo Maradona en la Copa del Mundo sub-17 de 2015. Tomó un balón desde el mediocampo y eliminó a cinco nigerianos. Su anotación le valió para el premio al mejor gol del torneo. Se ha mantenido constante con las divisiones inferiores de Chivas y también en el equipo mexicano.

Edson Álvarez (1997): con 19 años debutó en primera división, jugó un Mundialito de Clubes y una final de liga. Su ascenso al primer equipo del Club América fue espontáneo y cobijado por Ricardo La Volpe. Su estilo de juego defensivo le sirvió no solo para estar con la sub-20, sino que llegó al equipo mayor durante un partido amistoso este año. Las estadísticas en este torneo le benefician con 73 balones recuperados y hasta 224 toques de balón.

Erick Aguirre (1997): se considera como uno de los grandes prospectos para desde las laterales. Ha formado parte de las selecciones de México desde que tenía 17 años. Se fraguó en Monarcas Morelia y fue fichado por el Pachuca, donde nadie lo separa del equipo titular con una efectividad de pases del 78.2 por ciento.

Mediocampistas

Pineda durante un entrenamiento con México
Pineda durante un entrenamiento con México AFP

Orbelín Pineda (1996): antes de tener su oportunidad en el club Querétaro, tuvo que cuidar a las vacas de su familia en su natal San Fernando, Guerrero. Ignacio Ambríz, entrenador de ese entonces, vio en él un revulsivo en el ataque. Fue compañero de un Ronaldinho que llegaba en su ocaso y Pineda logró ser titular. Las Chivas pagaron por él cerca de 5.000 de pesos, tan pronto llegó comandó al equipo.

Erick Gutiérrez (1995): es uno de los pilares para el recambio en el mediocampo de México. Desde que jugó su primer partido en 2013 se afianzó de la parte medular de su club. Suma 102 partidos en la liga mexicana. Su efectividad de pases es de 89.6 por ciento, el mayor porcentaje del de sus compañeros. Ha sido del agrado de Juan Carlos Osorio, el seleccionador de México.

Pablo López (1998): desde los 15 años ha representado a su país en competencias internacionales. A sus 17 tuvo un verano en el que fue la estrella de su equipo en la Copa del Mundo de la categoría. Su capacidad para correr con el balón y al mismo tiempo burlar rivales le ha colocado como una promesa en su club, el Pachuca. A finales del año pasado hizo su debut en la liga y copa.

Roberto Alvarado (1998): tiene el título de ser el futbolista más joven en debutar en la segunda división de su país, 15 años con 21 días. Lo hizo con la camiseta del Celaya, club donde militó Emilio Butragueño. Alvarado estuvo cuatro meses de prueba en el Manchester City, pero al ser menor de edad no pudo quedarse. En 2017 fue contratado por Pachuca. En la liga ha participado en 202 minutos con un gol a su cuenta.

Diego Lainez (2000): se le considera como uno de los primeros jugadores del nuevo siglo. Con 16 años debutó en la copa y liga en el equipo con más títulos del torneo local. Su nombre ha resonado al dar pases precisos en las oportunidades que ha estado en el campo y al encarar a los rivales en las jugadas al ataque.

Omar Govea (1996): juega en el Oporto B desde el 2015. En Portugal se fijaron en aquel mediocampista que dio una buena Copa del Mundo sub-17 en 2013. Su primer equipo fue el América que no dudó en prestar a su chico. El mexicano firmó un contrato que lo liga hasta el 2020 como una de sus promesas en el centro del campo. En la actual temporada se ha afianzado en el equipo titular en la segunda división portuguesa.

Extremos

Hirving Lozano durante un partido con su selección
Hirving Lozano durante un partido con su selección Cuartoscuro

Hirving Lozano (1995): es el jugador estandarte de México al ataque. Es un hábil jugador que, desde su primer partido en la liga mexicana, dio muestras de su capacidad para manejar el balón a toda velocidad sin perder su compostura. Su buen momento lo percibió el seleccionador Osorio en 2016 y su valor se ha disparado. Cada torneo que pasa la prensa en su país le coloca en equipos europeos como el Ajax, Oporto, PSV Eindhoven y el Celta de Vigo. Su nombre puede colarse en la lista para la Copa del Mundo en Rusia. En su corta carrera lleva 41 goles en todas las competencias con Pachuca.

Bryan Garnica (1996): a finales de 2015 se estrenó en la primera división. Empezó a hacerse un lugar desde la derecha en un equipo que ha apostado por los jóvenes, el Atlas. Desde el año pasado se ha hecho de un lugar especial en el equipo pese a los cambios de entrenadores. Pese a no tener una trayectoria en selección nacional se convierte como un candidato para los futuros procesos.

Gael Sandoval (1995): Hace ocho meses era un joven que buscaba un lugar en los equipos juveniles de Santos Laguna luego de pasar sus primeros años en el extinto club de Tecos y jugar durante un año en la segunda división en Juárez. Pero desde el año pasado ha relegado a futbolistas foráneos para quedarse con un sitio. En el actual torneo llega cuatro asistencias de gol de los 14 que ha marcado su club.

Jesús Gallardo (1994): fue criado en Cárdenas, Tabasco en el sureste de México. Tuvo su primera oportunidad a finales de 2014 con Pumas, pero fue relegado del primer equipo. En el verano del año pasado empezó a tener oportunidades como extremo por izquierda. Se quedó con el puesto. Su característica primaria es la velocidad al ataque y la capacidad de moverse entre la línea de defensas.

Omar Islas (1996): un chico de barrio que sabe cómo retar a sus rivales desde la banda derecha. Su capacidad para enfilarse al área y pegar carreras le sirvieron para debutar en la liga en enero de 2015, aunque la llegada de Ismael Sosa y Pablo Barrera le han restado oportunidades. Pese a ello se mantiene como un jugador rentable en la sub-20, donde en 405 minutos ha marcado tres goles.

Delanteros

Ronaldo Cisneros durante el Premundial sub-20
Ronaldo Cisneros durante el Premundial sub-20

Ronaldo Cisneros (1997): el chico con nombre de aquel letal delantero brasileño ha demostrado que los goles también son lo suyo. En el Apertura 2016 de los menores de 20 años disputó 10 juegos y marcó el mismo número de veces. Eso le valió para jugar el premundial rumbo a la Copa Mundial de su categoría este año en Costa Rica. En ese certamen marcó seis veces en cinco partidos. El canterano de Santos Laguna está registrado en el primer equipo.

Paolo Yrizar (1997): tuvo su primera oportunidad en primera división el año pasado cuando uno de los entrenadores experimentados, Víctor Manuel Vucetich, le mandó como titular en un duelo de liga mexicana. Su talento fue seguido de cerca por el Manchester City. El atacante fue parte de la nómina que disputó el premundial sub-20 aunque fue sustituto.

Juan José Macías (1999): un espigado nueve que, con 17 años, fue un engrane especial en el campeonato de su categoría con las Chivas. En 17 partidos marcó 13 goles, la mayoría desde fuera del área. Eso le sirvió para ser llamado por su selección.