Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joan Mir vuelve a ganar desde la 16ª posición de la parrilla

El mallorquín es el primer español desde Rins en 2014 que suma dos victorias seguidas en Moto3

GP Argentina MotoGP Ampliar foto
Joan Mir, en el podio del gran premio de Argentina. EFE

Tardó apenas tres vueltas en colocarse entre los primeros. Salía desde la 16ª posición de la parrilla. Y por allí andaba Joan Mir en los primeros giros, bien atrás. Pero la remontada fue cosa de niños. Como estas carreras de Moto3 que hacen las delicias de los aficionados al motociclismo, que se gustan de descubrir nuevos talentos, futuras estrellas. Entre esos se encuentra el mallorquín, un chico despierto, gracioso, listo, aire fresco para el Mundial. Irrumpió en el campeonato el año pasado, ya con 18 años, algo tarde para lo que empieza a ser costumbre. Pero con la cabeza bien amuebla, el discurso y las ideas claras. Ganó en Austria y sumó otros dos podios desde aquella victoria que le sirvió para soltarse un poquito más.

Ha trabajado duro este invierno y sabe sacar partido de uno de los mejores equipos de los últimos años, el Leopard Racing, y de una Honda que ya está a la altura de la KTM en la categoría pequeña. El 2017, no podía empezar mejor para él de lo que lo ha hecho. Ganó en Qatar y lo volvió a hacer en Argentina. Es el primer español en lograr dos victorias consecutivas desde Alex Rins en 2014. Y lo mejor es cómo lo hizo.

“Sabía que había pilotos delante que podían romper el grupo. No quería que se me escaparan por eso tenía claro que tenía que llegar a ellos cuanto antes mejor”, dijo. Y lo hizo, que es lo más difícil. En seis giros ya era tercero. Y a la vuelta siguiente era él quien guiaba al resto de rivales. Ya no quiso dejar la cabeza en toda la carrera. Y sí, el grupo se rompió. Pasada la mitad de la prueba pasó de haber unos 16 pilotos separados por apenas unas décimas entre ellos a quedarse solo cinco corredores para pelear por la victoria. Además de Mir, McPhee, Martín, Oettl y Migno enfilaron hacia el podio. Hubo algún cambio de posiciones durante las 10 vueltas restantes, pero cambió poco la película. Nadie podía con Mir, McPhee probó y probó, especialmente en las últimas dos vueltas, pero el español cerró muy bien los espacios en la penúltima curva, la clave; y a Martín no le alcanzó para atrapar al inglés. Fueron los tres que subieron al podio, pero el himno solo sonó en honor a Mir, el líder magnífico de este Mundial.

“Gracias a mi equipo porque la carrera de hoy la voy a guardar mucho tiempo en mi memoria”, dijo.

Más información