Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone le da la vuelta al Atlético

El conjunto rojiblanco firmó sus peores números con el técnico en la primera parte de la Liga, pero en la segunda, apoyado en la mejora defensiva, logra su mejor marca

Los jugadores del Atlético celebran el gol de Griezmann que supuso el empate en el último derbi disputado en el Bernabéu.
Los jugadores del Atlético celebran el gol de Griezmann que supuso el empate en el último derbi disputado en el Bernabéu. EFE

La secuencia de los 12 encuentros disputados en lo que va de segunda vuelta ha generado un dato paradójico en el Atlético de Madrid. Si los 35 puntos obtenidos en la primera rueda del campeonato fueron la peor marca de la era Simeone, los 27 puntos sumados en la docena de partidos que se han celebrado de la segunda vuelta se erigen como el mejor registro bajo la dirección del técnico argentino. La marca está por encima de los 26 puntos que logró el curso pasado y en la campaña 13-14, en la que el club rojiblanco se alzó con el título de Liga. Solo el Barcelona (1-2) le ha hecho doblar la rodilla.

“Recuperamos la fortaleza defensiva”, esgrime con contundencia Simeone cuando se le pregunta por la clave que marca la diferencia entre el equipo de la primera parte del campeonato y la segunda.

“Ser un equipo firme”, advierte Godín, “es lo que nos ha caracterizado en los últimos años y lo que nos da confianza opara afrontar el último tramo de la temporada”. “Una de las grandes virtudes de este equipo es la faceta defensiva. Es importantísima porque a partir de ella el equipo se hace fuerte y grande y hay que seguir manteniendo esa fortaleza”, abunda el central uruguayo.

En los peores momentos del Atlético entre noviembre y diciembre se vio al peor Godín que se recuerda como jugador rojiblanco. La recuperación del tono defensivo también tiene que ver con la mejor versión que está ofreciendo ahora. Su caso es similar al de Gabi. La ascensión del equipo también ha ido ligada a la mejora de su rendimiento.

“Estamos fuertes, pero ahora prima mucho el tema psicológico”, dice Juanfran. Otro de los pretorianos de Simeone, quizá el que menos bajó su rendimiento, que también ha recuperado nivel. En su caso, sus suplencias tuvieron más que ver con el empuje con el que Vrsaljko le competía el puesto. “Tuvimos una mala racha por noviembre y diciembre. El problema es que hemos puesto el listón tan alto que parece que nosotros no podemos tener un mal momento. Esa mala racha nos ha hecho más fuertes”, prosigue Juanfran, que también incide en la mejora defensiva como el resorte que ha propiciado que el Atlético recupere su versión más sólida: “El equipo se rehace una y otra vez.. La defensa es una de nuestras de señas de identidad, todos trabajamos para dejar la portería a cero y luego aprovechar las oportunidades que tengamos. Es lo que estamos haciendo últimamente”.

El sábado, en el Santiago Bernabéu, el Atlético jugó el partido que tenía previsto. El colchón de los tres puntos más el goal average particular que tenía sobre el Sevilla le permitió plantear un partido replegado atrás y sin el alto ritmo al que acostumbra a jugar. Siempre dio la impresión el equipo de Simeone de poder aplicar una marcha más. Así hizo cuando encajó el gol. Logró empatar y acabó el partido hostigando al Madrid.

La reserva inicial con la que el Atlético afrontó el derbi tenía que ver con la cita de este miércoles ante el Leicester. El plantel se marcó como objetivo la conquista de la Liga de Campeones. En los malos momentos del curso, algunos análisis emitidos desde diversos estamentos del club apuntaba a que el equipo le costaba más gestionar el día a día de la Liga. La derivada de esa bajada de tensión en los partidos del campeonato doméstico se tradujo muchas veces en fallos individuales impropios de un equipo catalogado como el mejor del mundo en defensa.

La eliminatoria con el Leicester le llega en el momento en el que el equipo ha recuperado la capacidad de transmitir la solidez defensiva que le ha llevado a dos finales de la Champions en los tres últimos años. En Europa, el Calderón se ha convertido en un fortín casi infranqueable: en los 21 partidos disputados en la era Simeone solo ha encajado cuatro goles y ninguno de ellos fue en las eliminatorias.

Más información