Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Edgardo Bauza es despedido de la selección argentina

El entrenador es destituido por la nueva directiva de la AFA, que ahora intentará fichar a Sampaoli

Edgardo Bauza Ampliar foto
Edgardo Bauza patea un balón en su último día como entrenador. AFP

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) tiene nueva conducción desde hace pocos días, sin embargo, el presente de la institución todavía no encuentra la calma necesaria para resolver el abanico de problemas que enfrenta. El más importante, la suspensión que cae sobre la máxima estrella, Lionel Messi, apartado por la FIFA en las eliminatorias al mundial de Rusia 2018 por insultar a uno de los árbitros asistentes en el partido ante Chile. Pero también debe resolver una grave crisis económica que le impide, entre otras cosas, contratar un entrenador que esté a la altura de las estrellas que integran la selección nacional. En agosto del año pasado fue elegido Edgardo Bauza, un entrenador con dos copas Libertadores en su haber, cultor de un estilo defensivo, pero que no cuenta con los laureles necesarios para un cargo tan importante. A menos de un año, el Patón es despedido y Argentina busca nuevamente un director técnico. Los cañones apuntan a Jorge Sampaoli y, más atrás, Diego Simeone.

La decisión fue informada este lunes por el flamante presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia, en el edificio de la calle Viamonte luego de varios días de especulaciones en los que corrieron todo tipo de rumores, pero ninguna palabra oficial. “Le hemos comunicado a Edgardo Bauza que deja de ser el técnico de la selección nacional”, confirmó el dirigente en la puerta de la sede.

Al parecer, el despido de Bauza se decidió una vez que la institución recibió dinero de adelanto por el contrato de televisación de la próxima liga, acordado con las cadenas Fox y Turner. En total, 1.526 millones de pesos (casi 100 millones dólares) que percibirá la AFA por la llave del negocio más un adelanto de 326 millones de pesos (unos 22 millones de dólares) del primer año del contrato. Según fuentes de la AFA, la operación para conseguir un nuevo entrenador le cuesta a la AFA cerca de 4.000.000 de dólares, entre la nueva contratación y la indemnización al Patón, que estaría cerca del millón de dólares, contando también los tres meses de sueldo que se le adeuda. Cabe recordar que todavía resta pagar cerca de 800.000 dólares al exentrenador Gerardo Martino y sus colaboradores. Son ocho las demandas iniciadas a la AFA por Elvio Paolorosso, Jorge Pautasso, Adrián Coria y Raúl Marcovich.

El principal candidato para reemplazar al Patón es el técnico del Sevilla, Jorge Sampaoli, quien cuenta con el visto bueno de la mayoría de los dirigentes y también del plantel, encabezado por Lionel Messi y Javier Mascherano. Ambos dieron el visto bueno cuando el exentrenador de la selección de Chile sonó para reemplazar a Luis Enrique en Barcelona y tendrían una reunión en las próximas horas, en Madrid, en la cual también estaría presente Tapia. Juega a favor que desvincular a Sampaoli del club español hoy le costaría a la AFA 1.500.000 de euros, una cifra mucho menor a los 8.100.000 de euros que valía la cláusula de rescisión en agosto pasado, cuando finalmente fue elegido Bauza. La alternativas a Sampaoli son el técnico del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, aunque en recientes declaraciones, el Cholo aclaró que este no es su momento para dirigir al combinado nacional. Mucho más atrás suenan el técnico multicampeón con River, Marcelo Gallardo (otro que es del agrado de los dirigentes), y el de Lanús -el club modelo del fútbol argentino-, Jorge Almirón.

Los números de Bauza con la Albiceleste no son buenos: tres victorias, tres derrotas (una por goleada ante Brasil) y dos empates, y el pasaporte al Mundial de Rusia 2018 pendiente de resolver, al punto que hoy se encuentra en puesto de repesca y debería enfrentar a un equipo asiático para decidir la clasificación. Sin embargo, lo que los dirigentes no le perdonaron a Bauza son sus recientes declaraciones. “No sé a que me voy a dedicar una vez que gane el Mundial” o “el equipo juega brillante” son dichos que parecen haberlo perjudicado demasiado al Patón, un hombre que nunca dudó en emplear su fuerte personalidad cada vez que le tocó manejar grupos pero que dejó sus convicciones en las puertas del predio que la AFA tiene en Ezeiza para entregarse a un contrato de palabra con un grupo de jugadores que, una vez más, le soltaron la mano a su entrenador.

Más información