Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo: “Yo nunca he tenido dudas”

El portugués explica cómo se ha estado dosificando este curso para no acabar al límite, la noche que alcanza 100 goles en Europa tras siete meses de sequía

Cristiano celebra el gol del 1-1. Ampliar foto
Cristiano celebra el gol del 1-1. AFP

No hay caras que expresen más las emociones y el estado de ánimo que las de Zinedine Zidane y Carlo Ancelotti. En cinco días, el técnico francés ha pasado de estar “deshecho” a reírse con los ojos. El sábado se fue del Bernabéu con un gol de Griezmann que parecía poner patas arriba la lucha por el título de Liga. La victoria del Málaga contra el Barcelona lo cambió todo. Igual que anoche el penalti fallado por Vidal y la reacción del Madrid, guiado por Cristiano Ronaldo en la segunda parte.

Contagiaba felicidad, alivio y satisfacción el técnico francés después de ganar 1-2 en el campo del Bayern. Advertía, eso sí, que queda la vuelta y que en el fútbol “nunca se sabe”. En esa vuelta no pareció creer para nada Carlo Ancelotti. El técnico italiano apareció por la sala de prensa del Allianz Arena con el rostro, la mirada y la voz de derrotado. El doblete de Cristiano Ronaldo pareció haber acabado con sus sueños de Champions.

Le preguntaron al entrenador del Bayern cómo veía el partido del Bernabéu, estadio que conoce tan bien. “No tendremos muchas oportunidades allí, si hay una, ojalá la aprovechemos en la primera parte... Pero a lo mejor el Madrid marca un gol y acaba la eliminatoria”, contestó Ancelotti como si hubiese levantado ya bandera blanca. Expresaba el sentir de un vestuario. “Si aprietan un poco más nos meten cuatro”, confesó un jugador del Bayern al final del encuentro.

Lo tenía todo de cara el conjunto alemán que se adelantó en el marcador, jugó a su antojo en la primera parte y que, finalmente, se topó con un error de Vidal en el penalti justo antes del descanso y con un Madrid rabioso a la vuelta de los vestuarios. “El Madrid no es la BBC, somos un equipo. Hemos cambiado el chip en la segunda parte. Nos ha faltado marcar uno más, pero nos hemos encontrado con un gran portero. En el Bernabéu vamos a buscar ese tercer gol”, explicó Karim Benzema.

Neuer, el portero gigantón del Bayern, hizo diez paradas. O mejor dicho, diez milagros. El Madrid remató 22 veces por 12 del Bayern; 12 a puerta por 3 solo del Bayern. Cristiano terminó con 8 remates, 4 de ellos a puerta. Dos entraron y le convierten en el primer jugador en alcanzar los 100 goles en Europa. Con el doblete de anoche no solo guio al Madrid en la remontada, sino que puso fin a siete meses de sequía. No marcaba en Europa desde septiembre. Fue contra el Borussia en Dortmund.

¿Ha acabado con las dudas?, le preguntaron al portugués que atendió a los medios en zona mixta mientras daba pequeños sorbos a una botella de agua. “Venga, Cris, que nos tenemos que ir”, le cogían del brazo los responsables de prensa. “¿Dudas? ¿Quién dudaba? A mí las dudas no me llegan, yo no tengo. La gente que me sigue y a la que le gusta Cristiano siempre está apoyándome y yo me quedo con eso”, contestó el portugués al mismo tiempo que admitía sentirse más fresco.

“He hecho un cambio radical este año, en las últimas 4-5 temporadas he llegado siempre al límite, este año me he preparado para estar bien en los dos últimos meses. A nivel físico me siento más fresco y espero ayudar al equipo a ganar títulos”, explicó.

Ni los jugadores ni Zidane, que reconocieron que el penalti fallado por Vidal cambió el partido, dan por sentenciada la eliminatoria. Nadie se deja llevar por la euforia. Pero sí había rostros de alivio anoche. Sobre todo por cómo habían empezado las cosas en el Allianz. “En la segunda parte se ha hecho un trabajo muy serio contra un equipo que es candidato a ganar la Champions. Ya veremos en el partido de vuelta, intentaremos hacer las cosas así de bien. Nos hubiese gustado ampliar más el marcador, no haberlo hecho nos va a llevar estar un poco más alerta en el Bernabéu”, comentó Ramos.

Lesión de Bale

Zidane habló de “paciencia y personalidad”, como las dos mayores virtudes del Madrid en el partido disputado en el Allianz. “Hay que tener en cuenta que jugamos once contra diez… ocupamos bien los espacios con amplitud y profundidad. Hemos tenido paciencia y cabeza fría y hemos jugado con personalidad, quitándole el balón al Bayern en un campo difícil”, explicó el técnico francés.

Cambió a Bale, dijo, porque en el descanso tuvo una molestia muscular. “Esperemos que no sea gran cosa”, añadió. Asensio, que entró en su lugar, no se arrugó. Fue él quien sirvió a Cristiano el pase en el segundo gol. “CR estaba contento por un lado y no tanto por otro porque quería marcar el tercero, ya sabéis la ambición que tiene. Tiene también la virtud de estar donde llega el balón”, concluyó el técnico.

Más información